El infierno

¿Qué es el infierno según algunas religiones? El infierno es un lugar subterráneo y ardiente donde Dios manda a las almas de los pecadores después de la muerte para hacer torturadas eternamente en las llamas

¿Es bíblica la creencia sobre el infierno?

Está creencia, no es bíblica y la palabra infierno tampoco se encuentra en la Biblia en los idiomas originales.

¿ Entonces porque la palabra infierno se encuentra hoy en muchas versiones de la Biblia?

La palabra infierno que encontramos en el Nuevo Testamento de algunas biblias en español es la traducción inexacta de estas tres palabras griegas: Hades, Gehena y Tártaro. El concepto de infierno difiere del significado de estas tres palabras.

1. Hades: es el equivalente griego del hebreo Seol, se refiere al lugar donde están los muertos, el sepulcro, aparece 10 veces en el Nuevo Testamento.


En Lucas 16:23, el vocablo griego Hades. Se usa de manera figurada en la parábola del rico y Lázaro. “Y en el lugar de los muertos (hades), estando en el tormento, el rico vio de lejos a Abrahán y a Lázaro en su seno”. Lucas 16:23.

Usar este texto para sostener la creencia en el infierno es desconocer la enseñanza bíblica sobre el estado inconsciente de los muertos y las mínimas normas de interpretación bíblica. Las parábolas son relatos figurados que concluyen con una moraleja, no es su función es servir de base para enseñanzas doctrinales.

2. Gehena es el equivalente griego de Valle de Hinom, un desfiladero cercano de Jerusalén véase Josué 15:8. Los judíos usaron este lugar para practicar los más abominables ritos paganos. «Edificaron los altos de Tofet en el valle el hijo de Hinom para quemar en el fuego a sus hijos e hijas cosa que no les mandé ni pasó por mi mente.» Jeremías 7:31

En este Valle del Rey Acaz, pasó a sus hijos por fuego. «Quemó también incienso en el Valle de Hinom y quemó a sus hijos por fuego conforme a la abominación de las Naciones que el Eterno había echado ante Israel» 2da de Crónicas 28 :3



«También el rey Manasés práctico idolatría en este lugar pasó a sus hijos por fuego en el Valle del hijo de Hinom. Práctico la invocación de los espíritus, la adivinación y la magia, y consulto a los mediums espiritistas y se excedió en hacer lo malo ante el Eterno para provocar su enojo» 2da de crónicas 33: 6

El rey Josías profanó este lugar y abolió esta mala práctica.

“Asimismo profanó a Tofet, que está en el valle del hijo de Hinom, para que ninguno pasase su hijo o su hija por fuego a Moloc”.  2 Reyes 23:10.

Según el profeta Isaías, Dios destruiría con fuego al rey de Asiria y a su ejército en este lugar.

“Porque Tofetya de tiempo está dispuesto y preparado para el rey, profundo y ancho, cuya pira es de fuego, y mucha leña; el soplo de Jehová, como torrente de azufre, lo enciende”. Isaías 30:33.

El vocablo Gehena(Valle de Hinom) aparece 11 veces en los Evangelios y una vez en el libro de Santiago.

Jesús usó esta palabra como símbolo del castigo final. Santiago la usó como símbolo de todo lo malo.

Según la tradición rabínica el valle de Hinom era un lugar ubicado fuera de Jerusalén para quemar cadáveres y basura.

Cuando Jesús usa la palabra gehenaen el N.T. se refiere al valle de Hinom, y lo usa como símbolo del castigo final de los pecadores.

“!Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno (gehena)?” Mateo 23:33.
Según la creencia del infierno, los cuerpos de los impíos van al sepulcro, pero sus almas desencarnadas van a quemarse en el infierno. Pero según Jesús, tanto el cuerpo como el alma serán echados en el fuego.
“…mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno (gehena)”. Mateo 5:29,30.
“…temed a Aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno (gehena)”. Mateo 10:28.

El Lugar del Infierno

Según la creencia del infierno, los impíos son echados en el fuego en el centro de la tierra, en el momento de la muerte.
Según la Biblia los impíos serán castigados en el día final sobre la superficie de la tierra.
“Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió”. Apocalipsis 20:9.

¿Tortura eterna?

Según la creencia del infierno todos los impíos reciben el mismo castigo. Atormentados en el fuego, arderán sin  pausa por los siglos de los siglos .

Pero según la Biblia, el castigo será según sus pecados, según sus obras.

“Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras”. Mateo 16:27.

¿Fuego que nunca se apaga?

La creencia del infierno sostiene que el fuego nunca se apagará y que los impíos seguirán quemándose por lo siglos de la eternidad.

La Biblia enseña que el castigo de los pecadores será eterno en los resultados, no en el proceso.

Serán consumidos por el fuego y dejarán de existir.

“…viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama”. Malaquías 4:1.

Satanás también dejará de existir.

“…espanto serás, y para siempre dejarás de ser”. Ezequiel 28:19.

El gusano que no muere

¿Entonces a qué se refiere la Biblia cuando habla de:
“… el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga”. Marcos 9:44.
“… el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche…”. Apocalipsis 14:11.
Éstas son expresiones de énfasis que se usan en sentido figurado.

3. El Tártaro

Aparece una sola vez en la Biblia.

Según los griegos y la literatura judía, el Tártaro era un lugar donde se recibía el castigo divino. 
El apóstol Pedro usa este término para referirse al lugar más profundo adonde fueron arrojados los ángeles rebeldes.
“Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno (tártaro) los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio”. 2Pedro 2:4. 
“Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”. Judas 1:6.

¿Dónde fueron arrojados?

“Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojadoscon él”. Apocalipsis 12:9.

“¡Ay de la tierra y el mar! Porque el diablo ha descendidoa vosotros, con gran furor, al saber que le queda poco tiempo». Apoc. 12:12.

Deja un comentario Cancelar respuesta