Consejos sobre la salida de las ciudades

La salida de las ciudades debe realizarse con planificación y oración.

Además de los peligros y riesgos de vivir en grandes ciudades, hay muchas ventajas de vivir en el campo. Algunos de ellos son: 1) Proporciona un mejor ambiente para la familia y para la educación de los niños; 2) crea oportunidades para una vida más espiritual y misionera; 3) te permite alejarte de los elementos dañinos y tentadores de las ciudades; 4) facilita la construcción del carácter; 5) ofrece beneficios físicos, mentales y espirituales a todos los miembros de la familia; 6) te permite cultivar tu propia comida; 7) hace posible estar en contacto directo con las obras de Dios en la naturaleza.

En la sección VII del libro De la Ciudad al Campo hay una carta escrita por Elena White en 1892 en respuesta a la noticia de que muchas familias se preparaban para abandonar la ciudad de Battle Creek, entonces sede del adventismo. Ver dos extractos:

Primero: “Tu carta me dice, mi hermano, que hay muchas personas que están profundamente emocionadas de mudarse de Battle Creek. Hay una necesidad, una gran necesidad, de que este trabajo se haga, y ahora. Los que están conscientes de esto, finalmente, deben moverse, pero no lo hagan apresuradamente, con entusiasmo, de manera apresurada o de una manera que, en el futuro, tendrán que lamentar profundamente haberse mudado ”.

Segundo: “No se hace nada de manera desordenada, de modo que no haya una gran pérdida o sacrificio de propiedad, debido a discursos ardientes e impulsivos que despiertan un entusiasmo que no está de acuerdo con la voluntad de Dios; de modo que, por falta de moderación equilibrada, debida reflexión y principios y propósitos sólidos, una victoria que debía ganarse se convierte en derrota ”.

Se dio otro valioso consejo: “Puede haber personas que hagan todo apresuradamente y entren en algún negocio del que no saben nada. Dios no exige tal cosa. Piensa con sencillez, de manera piadosa, estudiando la Palabra de Dios con todo cuidado y devoción, despierta tu espíritu y tu corazón para escuchar la voz de Dios ”.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s