Vaticano afirma que la Iglesia está aplicando la Agenda 2030

Un clérigo del Vaticano que asistió a la Cumbre de Davos 2022, en un conferencia organizada por el Foro Económico Mundial (FEM) que avanza en una agenda «verde» radical, fronteras abiertas, y la gestión de «futuras pandemias», ha dicho que la Iglesia Católica está «comprometida con los diversos temas considerados en el foro.»

En declaraciones a Vatican News, el padre Leonir Chiarello, Superior General de la Congregación de los Misioneros de San Carlos (Scalabrinianos), dijo que la Iglesia lidera la implementación de muchos de los ideales globalistas del FEM.

Chiarello, a quien el Papa Francisco nombró miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, explicó que hay ocho «temas fundamentales» que el foro de Davos está considerando en su reunión anual, incluyendo «el clima y la naturaleza, una economía más justa … la salud y la asistencia sanitaria, la cooperación mundial, y la sociedad y la equidad.»

El superior general elogió al foro por su compromiso de «trabajar juntos» bajo el paraguas de la «corresponsabilidad y la cooperación internacional … para avanzar en la consecución de los resultados de estos temas principales que debatimos en el foro».

Entre los numerosos «retos» que el foro desea abordar, según el clérigo, se encuentran la crisis del coronavirus y las guerras en el mundo. Principalmente, Chiarello dijo que la Iglesia debe trabajar con las organizaciones seculares para «construir un consenso y una agenda común para abordar los temas del cuidado de la naturaleza, la economía, el trabajo, la tecnología, los negocios, la sanidad, la equidad social y los demás temas que considera el foro».

Además, Chiarello dijo que la Iglesia se compromete a «implementar políticas y programas para poner en práctica los temas considerados por el foro» y a «establecer mecanismos de cooperación y corresponsabilidad internacional orientados a lograr resultados concretos» de las metas fijadas en el complejo suizo.

«La Iglesia Católica ya está comprometida con los diversos temas considerados en el foro, tanto a nivel global como local», confirmó.

El sacerdote se refirió a «la perspectiva propuesta por el Papa Francisco sobre el cuidado de la naturaleza y la promoción de una economía más inclusiva en Laudato Sí y Fratelli Tutti» como ejemplos de la puesta en práctica por parte de la Iglesia de la agenda del FEM, pero sugirió que la «Iglesia Católica puede hacer más comprometiéndose con otras iniciativas ya existentes e involucrando las iniciativas de otros actores sociales y políticos que se desarrollan a nivel local y global.»

Grupos de la Iglesia Católica ya han manifestado su grave preocupación por el apoyo del Papa a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas (ONU), que forman parte de la más amplia Agenda 2030 respaldada por el FEM y que exige el «acceso universal» a la «salud sexual y reproductiva» y a los «derechos reproductivos».

La ONU definió estos términos en su conferencia de El Cairo de 1994 para denotar la provisión a las mujeres de «anticoncepción moderna» para la «planificación familiar» y de «aborto seguro» en cualquier lugar donde el procedimiento sea legal.

La percepción de que el Vaticano se ha alineado con los objetivos de la ONU y del FEM se reforzó después de que el papa Francisco expresara su gratitud por la aprobación de los ODS en una conferencia pontificia de 2016 a la que asistió el conocido defensor del aborto y del control de la población Jeffrey Sachs.
Sachs, uno de los defensores más destacados de los ODS y un visitante frecuente del Vaticano, también dijo que la encíclica Laudato Sí del Papa -alabada por Chiarello por aplicar la agenda de Davos- «hizo posible» la aprobación de los ODS.

Ver video del 2019 sobre esta temática:

Ingresa hoy mismo: whatsapp



Deja un comentario