Venezuela vive un holocausto a cuenta gotas

Los venezolanos llevamos más de una década padeciendo la peor crisis existencial que país alguno haya vivido en la historia de este mundo. Eso, por supuesto, no es un secreto.

Pero, es el caso, que en los actuales momentos ha recrudecido y agudizado el sabotaje eléctrico y comunicacional como acción que se viene ejerciendo con premeditación, saña, alevosía y reiterada práctica, aunada al intermitente sabotaje de dicha energía como para que se terminen de quemar los pocos artefactos eléctricos y electrónicos que poseemos, sometiéndonos a una prolongada y constante penumbra y oscuridad que genera impotencia y frustración.

De igual manera, los índices del Altísimo costo de la canasta básica y de la vida que se eleva a números estratosféricos superando a todos los países unidos del globo terráqueo.

Vivimos momentos de agotada calma, por los altos índices de inseguridad a través de la comunidad penitenciaria y colectivos ( paramilitares) de la gran capital, quienes bajo amenaza de extorsión y terrorismo someten a los comerciantes y pequeños productores que nos encontramos sobreviviendo ante esta crisis. Esto es insoportable. Estos grupos paramilitares intimidan con su presencia motorizada y armas largas en medio de las comunidades, y las autoridades no hacen nada por ello. Es decir, una situación de caos existencial y presencia permanente de grupos forajidos que amenazan con quitarle la vida a todo aquel ciudadano que desea ejercer su pleno derecho de protesta pacífica y constitucional.

Con respecto al transporte público rural carencia total del mismo, trayendo con ello diariamente, que las comunidades tengan que hacer caminatas kilométricas.

Disgregación y división de las familias producto de la maquiavélica acción de gobierno ante las personas que adversan su ideología marxista, comunista.

Y si te enfermas o necesitas ayuda médica asistencial, sólo un milagro puede salvarte.

Todo esto nos deja una clara lectura de lo que ha profundizado la crisis en este país.

En tal sentido, pido a la comunidad cristiana adventista para que nos ayude a elevar un clamor por la liberación de nuestro pueblo de Venezuela.

Como se haría eso, pues, sólo les pido que en sus oraciones incluyan esta petición hasta que nuestro pueblo quede liberado de esta maldad, que sabemos es más espiritual que estructural. Y eso es de conocimiento público, notorio y comunicacional, cuando el mundo ha visto que este gobierno que comenzó con el difunto Chávez predecesor del que hoy día está en Miraflores, fue entregado a deidades satánicas del espiritismo, la santería cubana, el vudú haitiano y la macumba.

Por ello, apelo a las buenas acciones del pueblo de Dios para que nos ayuden con sus oraciones. En Nombre de Cristo se los pido.

Gracias de antemano, y pido a nuestro Señor Jesucristo que tome en cuenta la disposición y el apoyo que tengan con esta necesidad.

Atentamente,

No doy nombre por razones de seguridad.
Pero, estoy en Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s