Sri Lanka: La caída de una nación

¿Qué ha estado pasando en Sri Lanka?

El precio de los bienes cotidianos ha aumentado considerablemente. La inflación supera el 50%.

También ha habido cortes de energía generalizados.

La falta de medicamentos ha llevado al sistema de salud al borde del colapso .

Los manifestantes de Sri Lanka asaltan la residencia presidencial, el presidente a huido del país.

El país no tiene suficiente combustible para servicios esenciales como autobuses, trenes y vehículos médicos, y las autoridades dicen que no tiene suficientes divisas para importar más.

Esta falta de combustible ha provocado que los precios de la gasolina y el gasóleo se hayan disparado desde principios de año.

Falta de comida, escases combustible y disturbios

A fines de junio, el gobierno prohibió la venta de gasolina y diésel para vehículos no esenciales durante dos semanas. Se cree que es el primer país en hacerlo desde la década de 1970 . Las ventas de combustible continúan severamente restringidas .

Las escuelas han cerrado y se ha pedido a las personas que trabajen desde casa para ayudar a conservar los suministros.

En Sri Lanka la multitud ha tomado por asalto el palacio presidencial. El presidente ha huido.



¿Qué sucede cuando un país se queda sin dinero?

Además de no poder comprar los bienes que necesita en el exterior, en mayo Sri Lanka dejó de pagar los intereses de su deuda externa por primera vez en su historia.

Al país se le habían dado 30 días para reunir $78 millones (£63 millones) para cubrir los intereses adeudados, pero el gobernador del banco central, P Nandalal Weerasinghe, dijo que no podía pagar.

La rupia de Sri Lanka se ha convertido en la moneda con peor rendimiento del mundo al desplomarse hasta un mínimo histórico.

Dos de las mayores agencias de calificación crediticia del mundo también confirmaron que Sri Lanka había incumplido los pagos de su deuda.

La falta de pago de los intereses de la deuda puede dañar la reputación de un país entre los inversores, lo que dificulta que pueda pedir prestado el dinero que necesita en los mercados internacionales. Esto puede dañar aún más la confianza en su moneda y economía.

¿Existe un plan para solucionar la crisis?

El presidente Rajapaksa ha designado al primer ministro Ranil Wickremesinghe como presidente interino en su ausencia.

Wickremesinghe ha declarado el estado de emergencia en todo el país y se ha impuesto un toque de queda en la provincia occidental mientras intenta estabilizar la situación.

El gobierno de Sri Lanka tiene más de $ 51 mil millones (£ 39 mil millones) en deuda externa, $ 6.5 mil millones de los cuales se deben a China, y los dos países están en negociaciones sobre cómo reestructurar la deuda.

El grupo G7 de los principales países industriales – Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos – dijo que apoya los intentos de Sri Lanka de reducir los pagos de su deuda.

El Banco Mundial acordó prestar a Sri Lanka 600 millones de dólares e India ofreció al menos 1900 millones de dólares.

El gobierno de Sri Lanka también ha estado en conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre un posible préstamo de $ 3 mil millones (£ 2,5 mil millones).

El FMI, que trabaja con sus 190 países miembros para estabilizar la economía mundial, dijo que el gobierno tendría que aumentar las tasas de interés y los impuestos como condición para cualquier acuerdo.

También requeriría la existencia de un gobierno estable, por lo que cualquier rescate puede retrasarse hasta que asuma una nueva administración.

El presidente interino Wickremesinghe ya había dicho que el gobierno imprimirá dinero para pagar los salarios de los empleados, pero advirtió que es probable que esto aumente la inflación y conduzca a más aumentos de precios.

También dijo que Sri Lankan Airlines, de propiedad estatal, podría ser privatizada.

El país ha pedido a Rusia y Qatar que le suministren petróleo a precios bajos para ayudar a reducir el costo de la gasolina.

¿Qué llevó a la crisis económica?

El gobierno ha culpado a la pandemia de Covid, que afectó el comercio turístico de Sri Lanka, una de sus mayores fuentes de divisas.

También dice que los turistas se asustaron por una serie de ataques con bombas mortales en 2019.

Sin embargo, muchos expertos culpan a la mala gestión económica.

Al final de su guerra civil en 2009, Sri Lanka optó por centrarse en proporcionar bienes a su mercado interno, en lugar de tratar de impulsar el comercio exterior.

Esto significó que sus ingresos por exportaciones a otros países se mantuvieran bajos, mientras que la factura de las importaciones siguió creciendo.

Sri Lanka ahora importa $ 3 mil millones (£ 2,3 mil millones) más de lo que exporta cada año, y es por eso que se ha quedado sin divisas.

A fines de 2019, Sri Lanka tenía $ 7600 millones (£ 5800 millones) en reservas de divisas, que se han reducido a alrededor de $ 250 millones (£ 210 millones).

El expresidente Rajapaksa también había sido criticado por los grandes recortes de impuestos que introdujo en 2019, que hicieron perder los ingresos del gobierno de más de $1.400 millones (£1.130 millones) al año.

Cuando la escasez de divisas en Sri Lanka se convirtió en un problema grave a principios de 2021, el gobierno intentó limitarla prohibiendo las importaciones de fertilizantes químicos.

Les dijo a los agricultores que usaran fertilizantes orgánicos de origen local en su lugar.

Esto condujo a una pérdida generalizada de cosechas. Sri Lanka tuvo que complementar sus reservas de alimentos en el extranjero, lo que empeoró aún más su escasez de divisas.

Fuente

Deja un comentario