Investigan manejo de fondos de la Iglesia Adventista de Panamá

123

La Iglesia Adventista del Séptimo Día de Panamá ha crecido en los últimos 20 años. Tiene varios niveles administrativos con distintas personerías jurídicas.

En todo este tiempo ha estado liderizada por el pastor chiricano José Abdías De Gracia.

Esta organización religiosa sin fines de lucro fue denunciada el pasado 21 de noviembre de 2019 en la Superintendencia de Bancos de Panamá por tres miembros activos.

Ellos sostienen que la Iglesia supuestamente usa su estructura organizacional de forma paralela para “captar dinero” de inversionistas y de sus mismos miembros. Todo a través de sus diezmos, ofrendas y donaciones con los que presuntamente se hacen “préstamos” cobrando intereses a sus congregaciones, escuelas, colegios, agencias de publicaciones, pastores, profesores, entre otros, y usa para ello la estructura eclesiástica.

Esta labor se realiza, según la denuncia, a través de un ente denominado CASE/Fondo Rotativo.

El abogado de la Iglesia, Juan Antonio Tello, rechazó la existencia del fondo. En Panamá no hay fondo rotativo, aseguró.

Afirmó que la Iglesia no presta, no es banco, además no capta dinero público o de terceras personas, que es lo que la ley considera delito.

Los fondos de la Corporación de la Asociación de los Adventistas del Séptimo Día provienen de los diezmos, ofrendas, herencias, legados y donaciones.

Hechos denunciados

El 25 de diciembre de 2014 el Colegio Las Cumbres recibió un “préstamo” de la Corporación de la Asociación Panameña de los Adventistas del Séptimo Día por un monto de 200 mil dólares, pagaderos en 15 años, 180 cuotas mensuales, cuyo monto mensual es de 2 mil 210 dólares con un interés de 10.5% anual, según los denunciantes.

El pago del “préstamo” del Colegio Las Cumbres se hace en efectivo o en cheque a través de una filial denominada “Misión Experimental Andes Metro”, en una cuenta bancaria a nombre de la Corporación de la Asociación Panameña de los Adventistas del Séptimo Día.

Para cuando se da el “préstamo”, el pastor Demetrio Aguilar era el presidente eclesiástico de la filial Misión Experimental Andes Metro; el señor José Abdías De Gracia era el presidente y representante legal y el señor Ismael Estribí Martínez, el tesorero, ambos de la Corporación de la Asociación Panameña de los Adventistas del Séptimo Día.

Más préstamos

En la denuncia se indica que el 25 de febrero de 2016, la iglesia adventista de Bajo Grande de San Miguel, que pertenece al territorio eclesiástico denominado Misión Sureste, también recibió un “préstamo” de 20 mil dólares para pagar en un plazo de 15 años con interés del 10.5% anual y una letra mensual de 221 dólares con 08 centavos, los que son depositados en la cuenta de la Corporación de la Asociación Panameña de los Adventistas del Séptimo Día del Banco Nacional.

Para el “préstamo” de la iglesia adventista de Bajo Grande de San Miguel, no se requirió de documentación formal; el cheque con el monto de 20 mil dólares salió a nombre de la tesorera de esa iglesia local, cuyo nombre es Grace L. Dexta de Padilla, según copia de la denuncia.

En diciembre de 2017, el señor Víctor Caballero, coordinador del Sistema Nacional de Comunicación Adventista, elabora y comparte un informe de los patrocinadores (consolidado). En dicho informe se indica que se adeuda al Fondo Rotativo más de 200 mil dólares.

En la denuncia se menciona que el señor Evginichenco Centeno, uno de los que firma la denuncia, señala que tiene conocimiento de préstamos al Colegio Adventista de La Chorrera y del Instituto Panameño Adventista, ubicado en El Bongo, Chiriquí, cuyo monto sobrepasa los 500 mil dólares.

Que actualmente la Unión Panameña de los Adventistas del Séptimo Día tiene un formato para hacer préstamos, denominado Reglamentación del Fondo de Préstamos, donde se indica quiénes pueden ser “sensibles a préstamos” y dependiendo de los años de servicio, el monto del préstamo aumenta.

Otro hecho denunciado es que el 25 de marzo de 2019, se aprobó a la iglesia adventista de Betel un “préstamo” de 13 mil dólares, pagaderos en 12 años, en 120 cuotas mensuales en montos de 175 dólares con 42 centavos, con un 10.50% de interés anual (Evginichenco Centeno es el líder de esta iglesia), pero a raíz de la denuncia se le comunica que los préstamos están suspendidos.

¿Delito?

En el análisis jurídico de la denuncia se menciona que el Ministerio de Gobierno autorizó a la Corporación de la Asociación Panameña de los Adventistas del Séptimo Día para que pudiera practicar la fe.

Que se está ante un posible delito de intermediación financiera, para el que la iglesia no tienen licencia, utilizando sin consentimiento de la hermandad la estructura eclesiástica, abusando de la buena fe y una serie de creencias que nos rodean como miembros de la iglesia, señalan los denunciantes ante la Superintendencia de Bancos.

La denuncia fue presentada por Javier González, Evginichenco Centeno e Iris Araúz en la Superintendencia de Bancos el 21 de noviembre de 2019. Solicitaron que se revisen los libros contables de todas las instituciones mencionadas en la denuncia para verificar que cumplen con la norma al transferir dinero dentro y fuera del territorio panameño.

El abogado de la Iglesia adventista, Juan Antonio Tello, adelantó que esperan que la Superintendencia haga su trabajo sin ningún tipo de presión.

Fuente