Archivo de la categoría: corea del norte

Informe: EEUU planea ‘ocupar’ Corea del Norte como Irak y Libia

ejercito de estados unidos ley dominical.jpg

Los planes de EE.UU. para Corea del Norte no se limitarían a una guerra. Washington estudia ‘en secreto’ ocupar el país asiático como en Irak y Libia.

El diario británico The Sun reveló este plan el miércoles citando a Laura Rozen, periodista de la página web estadounidense Al-Monitor, quien afirma que una fuente vinculada con los expertos del laboratorio de ideas (think thanks) cercano al presidente de EE.UU., Donald Trump, le informó que “están preparando silenciosamente estudios sobre el periodo después de una guerra eventual con Corea del Norte”.

La comunicadora subrayó que los generales y asesores de Trump están muy preocupados por las posibles “insurgencias fanáticas” que “empantanarían por años a las fuerzas estadounidenses” aun después del fin de un eventual conflicto bélico entre Washington y Pyongyang.

“Hay mucho interés en los estudios sobre cómo derrotar a las insurgencias encabezadas por antiguos regímenes armados con agentes químicos y biológicos”, dijo Rozen.

Rozen, además, señaló que los expertos están “desempolvando los libros para encontrar la forma cómo contrarrestar ese tipo de insurgencias.

Anteriormente, Mark Fitzpatrick, director ejecutivo del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos en Washington, en una entrevista con el diario norteamericano The New Yorkerevaluó que una guerra con Pyongyang no terminaría rápidamente después de la derrota de las fuerzas norcoreanas.

“Corea del Norte no sería inmediatamente pacificada” y los fanáticos soldados de Kim podrían usar tácticas de guerrilla contra las fuerzas estadounidenses en territorio norcoreano, dijo el experto.

La posibilidad del estallido de una guerra entre ambas naciones ha escalado luego de la reciente sexta prueba nuclear de Pyongyang; un lanzamiento que llevó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) a aprobar una nueva tanda de sanciones contra Corea del Norte.

Entre tanto, Pyongyang en reiteradas ocasiones ha asegurado que sus armas nucleares no amenazan a otros y que sus pruebas balísticas y nucleares solo buscan reforzar el poder defensivo del país.

Fuente: www.hispantv.com

Corea del Norte amenaza con «hundir» Japón y reducir EEUU a «cenizas y oscuridad»

Kim Jong-un Ley Dominical.jpg

De los desequilibrios de la naturaleza a los desequilibrios mentales.

Una agencia estatal norcoreana ha amenazado este jueves con utilizar armas nucleares para «hundir» Japón y reducir EEUU a «cenizas y oscuridad» por haber apoyado las nuevas sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU tras la última prueba nuclear de Pionyang.

El Comité de Paz de Asia-Pacífico norcoreano, que se ocupa de los vínculos externos y de la propaganda de Corea del Norte, también ha pedido la disolución del Consejo de Seguridad, al que ha tildado de «instrumento del mal» compuesto por países «sobornados» que se mueven a las órdenes de EEUU.

«Las cuatro islas del archipiélago [japonés] deberían ser hundidas en el mar por la bomba nuclear de Juche. Japón ya no es necesario que exista cerca de nosotros», ha señalado este comité en una declaración difundida por la agencia oficial KCNA.

Juche es la ideología gobernante en Corea del Norte, que mezcla marxismo y una forma extrema de nacionalismo autárquico predicada por el fundador del país, Kim Il-sung, abuelo del actual líder Kim Jong-un.

Sexto ensayo nuclear

La tensión regional ha crecido notablemente desde que Pionyang materializó el 3 de septiembre su sexto y más poderoso ensayo nuclear hasta la fecha, tras una serie de pruebas de misiles balísticos, incluyendo uno que sobrevoló Japón antes de caer al mar.

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU aprobaron unánimemente este lunes una resolución propuesta por EEUU y una nueva ronda de sanciones como respuesta a Pionyang, prohibiendo sus exportaciones textiles (la segunda fuente de ingresos tras el carbón y los minerales) y limitando las importaciones y exportaciones de combustible.

Sin veto

Corea del Norte ha reaccionado a la última acción del Consejo de Seguridad, que contó con el respaldo de China y Rusia -que rehusaron ejercer el derecho de veto- reiterando las amenazas de destruir EEUU, Japón y Corea del Sur.

«Reduzcamos el territorio de EEUU a cenizas y oscuridad. Vamos a desahogarnos con la movilización de todos los medios de represalia que se han preparado hasta ahora», ha proclamado en su declaración el comité norcoreano de Asia-Pacífico.

Fuente: www.elperiodico.com

Corea del Norte lanza un misil balístico que sobrevuela Japón

corea del norte_ Ley Dominical.jpg

El primer ministro nipón califica el lanzamiento de «grave y sin precedentes». La Casa Blanca señala que «todas las opciones» están sobre la mesa.

Corea del Norte lanzó este martes un misil balístico de alcance intermedio que sobrevoló Japón y cayó en el Pacífico Norte. Se trata de la enésima prueba de armamento realizada por Pyongyang, que durante los últimos años ha acelerado el desarrollo de su programa nuclear a pesar de la presión ejercida por la comunidad internacional. El desafío fue mayor esta vez porque el proyectil recorrió más distancia de lo habitual y cruzó territorio de un país ajeno, algo que no ocurría desde 2012. El primer ministro nipón, Shinzo Abe, ya ha pedido una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que se llevará a cabo este martes en Nueva York.

La Casa Blanca, por su parte, emitió un comunicado en el que señalaba que «todas las opciones» están sobre la mesa. «Estas actos amenazantes y desestabilizadores solo aumentan el aislamiento del régimen norcoreano en la región y el resto del mundo», agregaba la declaración del presidente Donald Trump.

 

El misil se lanzó alrededor de las 5.57 horas (20.57 GMT del lunes) desde Sunan, un área muy próxima a la capital, Pyongyang. El cohete voló unos 2.700 kilómetros y alcanzó una altitud máxima de unos 550 kilómetros, según datos del Ejército de Corea del Sur citados por la agencia Yonhap. Cruzó los cielos de la isla de Hokkaido, situada en el norte del archipiélago japonés, y cayó al mar a unos 1.200 kilómetros al este del territorio nipón.

Corea del Norte lanza un misil balístico que sobrevuela Japón

El ministro portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga, aseguró que el lanzamiento no ocasionó ningún daño y que las Fuerzas de Autodefensa, que tienen desplegadas en el territorio varias baterías para interceptar misiles a raíz de la amenaza norcoreana, no intentaron derribar el cohete.

No es la primera vez que un proyectil norcoreano atraviesa los cielos del país: el último lo hizo en 2012, cuando Pyongyang disparó un cohete cuya trayectoria sobrevoló las pequeñas islas de Okinawa. También sucedió en 2009 y en 1998, pero en todos estos casos el régimen norcoreano alegó que se trataba de cohetes para supuestamente poner en órbita satélites y había avisado con antelación de que los iba a lanzar. No fue así en esta ocasión, porque el disparo tiene objetivos militares.

Para Cheng Xiaohe, profesor de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad de Renmin, el lanzamiento responde a tres motivos. Uno, «probar los misiles de medio y largo alcance en una trayectoria estándar para que lleguen más lejos», algo que prácticamente no se ha hecho. Dos, «mostrar que estos misiles, disparados hacia otra dirección, serían capaces de llegar a Guam», una pequeña isla estadounidense en el Pacífico que alberga importantes bases militares y que ha sido señalada en varias ocasiones por el régimen norcoreano.Y tres, amenazar a Japón por su apoyo a Estados Unidos y a las sanciones impuestas por la ONU: «Si los proyectiles pueden sobrevolar el país, no sería un problema atacar su territorio».

Lo habitual en las pruebas de misiles realizadas por Corea del Norte hasta ahora era que los proyectiles de medio y largo alcance volaran dibujando una trayectoria prácticamente vertical. Tras alcanzar una altura muy elevada, volvían a entrar en la atmósfera y caían en aguas del mar de Japón, a unos centenares de kilómetros de donde se habían lanzado. Este martes, sin embargo, el misil voló a una altitud significativamente menor y recorrió una distancia de unos 2.700 kilómetros.

Abe consideró el lanzamiento «una amenaza seria, grave y sin precedentes» y mantuvo una conversación telefónica con el presidente estadounidense, Donald Trump, sobre lo ocurrido. Ambos coincidieron en convocar cuanto antes una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, según informó la agencia japonesa Kyodo, que se celebrará este mismo martes. También acordaron «aumentar la presión» contra el régimen, algo que por el momento no solamente no ha llevado a Kim Jong-un a abandonar sus planes de desarrollar armas nucleares, sino que los ha acelerado.

China, a través de la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, aseguró en este sentido que «los hechos han demostrado que la presión y las sanciones no pueden resolver el problema» e instó a las partes a sentarse a negociar.

El lanzamiento ocurre apenas dos días después de que se dispararan otros tres misiles balísticos de corto alcance que cayeron en aguas del mar de Japón (mar del Este para las Coreas), unas pruebas que se han convertido en algo habitual especialmente en momentos de tensión en la península. Los Ejércitos de Corea del Sur y Estados Unidos se encuentran estos días llevando a cabo maniobras militares conjuntas, unos ejercicios que irritan enormemente a Pyongyang y a los que el régimen acostumbra a responder con pruebas de armamento.

Los medios estatales de Corea del Norte no informaron aún de este último ensayo. Sin embargo, el embajador norcoreano ante Naciones Unidas, Han Tae-song, dijo en Ginebra que su país «tiene sobradas razones para responder con duras medidas en el ejercicio de su derecho a la autodefensa» y acusó a Estados Unidos de «conducir a la península a un nivel de explosión extremo» por los ejercicios militares conjuntos entre Washington y Seúl. «Los EE. UU. deben ser responsables de las catastróficas consecuencias que conllevarán sus acciones», aseguró, sin referirse directamente a este último lanzamiento.

Corea del Sur respondió al último desafío norcoreano con ejercicios de bombardeos aéreos cerca de la llamada Zona Desmilitarizada, la frontera que separa ambos países, con el objetivo de «mejorar las capacidades de destruir al liderazgo enemigo» en caso de emergencia, informa Yonhap. La operación se puso en marcha después de que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, ordenara a las tropas «demostrar su fuerza y capacidad de tomar represalias».

Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos. Tras haber lanzado con éxito en julio dos misiles de alcance intercontinental con capacidad, según los analistas, de alcanzar territorio estadounidense, la ONU aprobó una nueva ronda de sanciones económicas que provocaron una reacción airada del régimen. Pyongyang y Washington se enzarzaron después en una cadena de amenazas verbales cuyo punto álgido fue la intención, por parte de Corea del Norte, de lanzar varios misiles dirección Guam. Kim Jong-un pospuso finalmente este supuesto plan alegando la grave tensión existente en la península y optó por «observar un poco más» los movimientos de Estados Unidos antes de actuar, según informó la propaganda norcoreana.

Para los analistas es también relevante que el proyectil se haya disparado desde un área cercana a la capital que no forma parte de las habituales zonas de lanzamiento. «Están mostrando al exterior que son capaces de disparar en cualquier momento y que cuentan con plataformas móviles para hacerlo desde cualquier lugar. También que su tecnología de misiles balísticos ha mejorado y que, si les atacan primero, tienen la capacidad de responder», apunta Cheng.

Corea del Norte amenaza con lanzar un misil a Nueva York en respuesta a Trump

corea.jpg

REDACCIÓN

13/06/2017 13:38 | Actualizado a 13/06/2017 19:20

Corea del Norte ha lanzado, aunque un poco tarde, una amenaza velada contra la ciudad de Nueva York en respuesta a un tuit que publicó DonaldTrump a principios de año, antes incluso de que jurara su cargo como presidente el 20 de enero. Pyongyang insinuó la semana pasada que es capaz de alcanzar la gran manzana con un misil de alcance intercontinental. El desafío se suma a la escalada de tensiones que llevan escenificando ambos países desde la llegada del magnate al frente de Estados Unidos y que ha provocado inestabilidad en la región de Asia y el Pacífico.

Un artículo publicado por el periódico norcoreano Rodong Sinming del que se hace eco el medio estadounidense Newsweek , sugería que la distancia que los 10.400 kilómetros que separan Corea del Norte (o la República Popular Democrática de Corea, DPRK, en sus siglas en inglés) y Nueva York “no es una distancia tan larga para un bombardeo hoy día”.

North Korea just stated that it is in the final stages of developing a nuclear weapon capable of reaching parts of the U.S. It won’t happen!

Donald Trump publicó en enero un mensaje en el que subestimaba el alcance del supuesto misil balístico nuclear intercontinental (ICBM, en sus siglas en inglés) que estarían desarrollando los norcoreanos.“Corea del Norte acaba de decir que está en las etapas finales del desarrollo de un arma nuclear capaz de alcanzar partes de EE.UU. ¡No va a suceder!”, escribió entonces el presidente electo.

Desde aquél mensaje, Trump ha enviado un portaviones a la zona, que también ha sobrevolado con aviones de guerra, y ha realizado una prueba de escudo contra misiles intercontinentales, entre otra demostraciones de fuerza. Todo ello debería servir para prevenir una guerra con Corea del Norte, algo a lo que Pyongyang ya está preparado para asumir, o eso dice. Por el momento, se teme que el país de Kim Jong Un estaría preparándose para realizar una sexta prueba de armas nucleares.

Las pruebas estratégicas realizadas por el país norcoreano “demuestran claramente que el tiempo para la prueba de su misil intercontinental está cerca”, afirma el artículo en el periódico estatal.

This is really some remarkable trolling of Trump by North Korea.

 

«Si el Papa quiere visitar Corea del Norte, le damos la visa»

papa y coreano.jpg

El único representante extranjero de Pyongyang, que dijo que con tres bombas H se acababa el mundo, conversó con El Comercio.

El papa Francisco se pronunció hace unos días sobre las tensiones que viven Estados Unidos y Corea del Norte. «Los he invitado y los voy a volver a invitar a negociar para encontrar una solución a través de la vía diplomática», señaló el pontífice, buscando calmar las amenazas entre ambas naciones que lleva a los habitantes del planeta a pensar que en cualquier momento podría desatarse una conflicto armado.

El papa Francisco se pronunció hace unos días sobre las tensiones que viven Estados Unidos y Corea del Norte. «Los he invitado y los voy a volver a invitar a negociar para encontrar una solución a través de la vía diplomática», señaló el pontífice, buscando calmar las amenazas entre ambas naciones que lleva a los habitantes del planeta a pensar que en cualquier momento podría desatarse una conflicto armado.

"Si el Papa quiere visitar Corea del Norte, le damos la visa"
Alejandro Cao de Benos. (Captura de pantalla: YouTube)

 

Alejandro Cao de Benos también es presidente de la Asociación de Amistad con Corea (KFA), una oficina encargada de enviar delegaciones de periodistas, gente interesada en política, artistas, entre otros, a la capital del régimen.

Los ciudadanos de Corea del Norte son principalmente de tres religiones: budista, cristianos (católicos y protestantes) y chandoístas. Esta última es la más importante en el país.

Fuente

Infórmate más en:
http://www.youtube.com/leydominical
http://www.facebook.com/leydominical
http://www.leydominical.wordpress.com
Libros en PDF: https://goo.gl/NeefCZ
Grupos en Whatsapp: https://goo.gl/SYzEkN
https://www.facebook.com/groups/LeyDominical

El video de Corea del Norte que simula un ataque nuclear a Estados Unidos

misiles coreanos.jpg

En medio de la escalada de tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos , el régimen de Pyongyang hizo público un video en el que simula un feroz ataque a una de las bases militares del gobierno de Donald Trump.

La emisión tuvo algo de épica. En medio de las celebraciones por el 105º aniversario del nacimiento del fundador de Corea del Norte Kim Il-sung el pasado 15 de abril, en un escenario amplio y repleto de militares tanto en las gradas como en el centro de la escena, la pantalla inmensa desplegada en el fondo muestra el supuesto lanzamiento de un misil, su trayectoria y su explosión en el país estadounidense. La bandera incendiada del final del film despeja cualquier duda.

 

 

EE.UU. ya no descarta un ataque preventivo contra Corea del Norte

misiles.jpg

Tras los bombardeos en Siria y Afganistán, el presidente Donald Trump prometió que se encargaría del «problema» norcoreano; Pyongyang dijo que responderá «sin piedad contra el agresor y sus vasallos»

Tras la lluvia de misiles disparados contra una base aérea en el centro de Siria y la superbomba lanzada en las desérticas montañas de Afganistán, la tensión militar internacional se trasladó ayer a Corea del Norte, donde Washington amenazó con un ataque preventivo y Pyongyang replicó que daría «una respuesta sin piedad».

El cruce de amenazas subió la temperatura al rojo vivo entre Estados Unidos y Corea del Norte y llevó a China -tradicional aliado de Pyongyang pero opuesto a su programa nuclear-, a decir a través de su cancillería que «un conflicto podría estallar en cualquier momento».

El que provoque un conflicto en la península coreana «tendrá que asumir una responsabilidad histórica y pagar el precio», agregó el canciller chino Wang Yi. También Rusia expresó su preocupación y pidió «moderación a todas las partes para evitar cualquier acción que pueda ser interpretada como una provocación».

El presidente norteamericano, Donald Trump, prometió anteayer que se encargaría del «problema» norcoreano. A esa altura estaba en camino a la península norcoreana el portaviones Carl Vinson, capaz de transportar entre 70 y 80 aviones o helicópteros, incluyendo unos 50 aparatos de combate. Trump habló también del envío de una «armada» que incluiría submarinos.

Según numerosos observadores, Corea del Norte podría llevar a cabo este fin de semana un nuevo test de misiles balísticos o incluso una prueba nuclear -ambas maniobras prohibidas por la comunidad internacional- coincidiendo con las celebraciones del 105° aniversario de Kim Il-sung, líder fundador del país comunista y de un régimen de gobierno en los hechos hereditario.

Pyongyang podría tener en vilo unos días más a la comunidad internacional y realizar la demostración de poderío bélico a más tardar el 25 de abril, en ocasión del 85 aniversario de la fundación del Ejército Popular de Corea.

Un consejero de política exterior de la Casa Blanca dijo ayer, a condición de anonimato, que en la administración «estamos estudiando las opciones militares» en caso de nuevas pruebas norcoreanas vinculadas con lo nuclear. «Con este régimen la pregunta no es si ocurrirá, sino cuándo», agregó.

Sin piedad

Corea del Norte no se quedó corta y reaccionó con una fuerte respuesta a las amenazas de Washington, añadiendo una nueva fase a la violencia verbal. «Nuestras reacciones más duras contra los Estados Unidos y sus vasallos serán tomadas sin ninguna piedad, de manera de no permitir al agresor sobrevivir», afirmó el Comando General de Pyongyang en un comunicado. «En la grave situación prevaleciente, los Estados Unidos debe volver a la razón y optar por la solución de los problemas», agregó.

Cualquier ataque norteamericano contra Corea del Norte podría desatar represalias contra los aliados o contra las fuerzas norteamericanas en Corea del Sur o Japón.

La amenaza a Corea del Norte coincide con un cambio en la política exterior norteamericana, que anteayer lanzó la bomba no nuclear más poderosa de su historia en Afganistán contra un complejo de la milicia jihadista Estado Islámico (EI).

Trump también decidió la semana pasada ordenar un ataque contra una base militar del régimen sirio, al que Washington acusa de ser responsable del ataque químico contra civiles en la provincia de Idlib que dejó cerca de 80 muertos.

Las dos decisiones armadas están consideradas una advertencia implícita a Corea del Norte de que Washington no teme usar la fuerza en caso de estimarlo necesario. Trump ha dicho en varias ocasiones que evitará que el régimen del joven dictador Kim Jong-un desarrolle su programa de misiles balísticos, capaces en teoría de alcanzar el territorio norteamericano.

Si bien la llamada de Pekín a la moderación se dirigió a los dos enconados rivales, China, preocupada por la escalada armamentista a la que está volcado el irascible Kim, dijo esta semana que «reaccionará con firmeza» en caso de nuevas pruebas de misiles o detonaciones nucleares, y afirmó podría apoyar nuevas sanciones de la ONU, incluyendo limitar la venta de petróleo hacia ese país.

El canciller chino llamó a sentarse a la mesa de negociaciones y propuso una estrategia de doble vía que China discutirá con las partes: Corea del Norte debe congelar su programa nuclear y misilístico, y como contrapartida Estados Unidos y Corea del Sur deben suspender sus maniobras militares conjuntas.

El vicepresidente norteamericano, Mike Pence, tiene previsto visitar este fin de semana Corea del Sur.

Para la investigadora surcoreana Jean Lee, experta en asuntos militares, el mayor peligro en este momento es que surjan malentendidos en la comunicación entre Trump y Kim. «Si una de las dos partes se ve demasiado acorralada -advirtió- podría producirse un ataque militar».

Agencias AFP, DPA y ANSA