El evangelio de la farándula

Definitivamente que vivimos en un mundo cambiante, pero esos cambios están relacionados al dinero. Y como todo baila con el dinero, también la forma de hacer evangelismo ha cambiado, y hoy nos encontramos en la era de la farándula cristiana..

El detalle es que la farándula es profesión, entorno y mundo de los actores y demás profesionales del teatro y otras artes escénicas, es decir, «la profesión de los farsantes».​ El arte del engaño.

Parece que ya no es suficiente con presentar el mensaje tal como lo hacia Jesucristo, ahora hay que presentarlo según dicen muchos: «de una forma entretenida, que llamen la atención», convirtiendo el pulpito en un escenario de dramatizaciones que tienden al entretenimiento, apelando a las emociones antes que al convencimiento por la misma palabra. Parecen haber olvidado las palabras de Pablo: «y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder». 1 Cor. 2:4

Que el Señor nos ayude a presentar su palabra tal como es, sin minimizarla y sin exagerarla, sin tener que disfrazarnos y sin tener que entretener a nadie. «No queremos hermanos motivados, queremos hermanos convencidos de la obra que se está haciendo»

Deja un comentario