Archivo de la etiqueta: dia de reposo

10 excusas para no aceptar el shabat

Para poder entender, recordemos que la biblia está conformada por escritos de 2000 a 4000 años de antigüedad, así que no se leen, se estudian, se compara un pasaje con otro, se analiza su contexto histórico, a quien va dirigido el mensaje, etc. El punto clave acá, es que se debe leer los escritos originales, y no los manipulados para adaptarse a la nueva creencia de los cristianos.

1. Queda un reposo.

El capítulo clave para la mayoría de los cristianos es Hebreos 4, solo este capitulo amerita un estudio profundo.

Pero leamos lo que dice hebreos 4: 9, según la Reina Valera 1960:

Por tanto,  queda un reposo para el pueblo de Dios.

La biblia Kadosh israelita mesiánica dice:

Por tanto, queda el guardar el Shabbat para el pueblo de YAHWEH.

La Septuaginta o Biblia Griega,  dice:

Por tanto, queda el sabatismo para el pueblo de Dios.

La Septuaginta, es una antigua recopilación en griego koiné, de los libros hebreos y arameos del Tanaj o Biblia hebrea y otros libros, incluidos algunos escritos originalmente en griego.


Cuando entendemos el significado del texto griego, no hay duda que el Nuevo

Testamento apoya la autoridad del Cuarto Mandamiento para los cristianos de hoy.

El Diccionario Bíblico Anchor, volumen 5, página 856, dice lo siguiente sobre sabatismo:

“Las palabras Sábado de descanso se traduce del sustantivo griego sabatismos, una palabra única en el Nuevo Testamento. Este término aparece también en la obra Moralia de Plutarco, para la observancia del Sábado, y en cuatro escritos cristianos post-canónicos que no dependen de Hebreos 4:9. Esto es evidencia histórica de que los verdaderos cristianos estuvieron observando el séptimo día, sábado, mucho después que el emperador Constantino, declarara que el domingo era el día “cristiano” de adoración en el 325 después de cristo.

Los traductores de la Reina Valera deliberadamente no tradujeron sabbatismos de esa forma en Hebreos 4: 9, por sus prejuicios de guardar el domingo, siguiendo la línea de la iglesia católica Romana.

Y podemos seguir desglosando hebreos 4, pero tenemos que seguir con los otros pretextos para menospreciar el shabat, y la mayoría tiene que ver con malas traducciones de la Biblia, una obra de Satanás para adulterar la palabra de Dios, tal como lo hizo en el Edén.

2. El sábado era señal solo para Israel:

Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. Éxodo 31: 13.

Recordemos que el sábado está instituido desde el Edén, antes del pecado, antes de Israel. Y al final de los tiempos siempre va haber un pueblo de Dios, un remanente de todas las naciones. Dice lsaías 66: 23; “Y será que de mes en mes, y de sábado en sábado, vendrá toda carne a adorar delante de mí, dijo Jehová.”

Y si alguien se pregunta de porque nadie muere en nuestros días por profanar el sábado, es simplemente porque donde sobre abundó el pecado, sobre abundó la gracia, (Romanos 5: 20), para que los beneficios de la redención superaran infinitamente a los males de la rebelión. Pero esto no significa que nos libremos del castigo por la desobediencia, Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús (Romanos 6:23).

3. Estamos bajo la gracia no bajo la ley, la ley clavada en la cruz.

Los cristianos consideran que el sábado es un asunto de la ley, repitiendo aquel pasaje que dice: “Cristo es el fin de la ley”, Romanos 10: 4, según ellos Cristo le puso fin a la ley, porque “era sombra de lo que había de venir”, colosenses 2: 17. Pero lo que no saben, es que la ley que fue clavada en la cruz fue la ley ceremonial, los ritos que tenían que ver con la expiación de los pecados, porque con el único sacrificio de Cristo nosotros no necesitamos andar sacrificando más animales. Los 10 mandamientos nada tienen que ver con los ritos ceremoniales, son leyes morales, puestas en el arca de Dios, vigentes incluso actualmente en las legislaciones de los hombres, por lo menos las 6 últimas que tienen que ver con el trato hacia el prójimo.

Pero le voy a enseñar donde está la ley moral y donde está la ley ceremonial.
La ley moral está en: Deuteronomio 10: 1 al 2.
En aquel tiempo Jehová me dijo: Lábrate dos tablas de piedra como las primeras, y sube a mí al monte, y hazte un arca de madera; y escribiré en aquellas tablas las palabras que estaban en las primeras tablas que quebraste; y las pondrás en el arca.

Como puede observar, los diez mandamientos fueron escritos por Dios, y puesto dentro del arca por Moisés. Ahora veamos la ley ceremonial.

Deuteronomio 31: 24 al 26 dice, Y cuando acabó Moisés de escribir las palabras de esta ley en un libro hasta concluirse, dio órdenes Moisés a los levitas que llevaban el arca del pacto de Jehová, diciendo: Tomad este libro de la ley, y ponedlo al lado del arca del pacto de Jehová vuestro Dios, y esté allí por testigo contra ti. Esta ley ya había sido mencionada antes en Levíticos 1: 1, y tenía que ver con los holocaustos. Resumiendo, la ley moral está dentro del arca y fue escrita directamente por Dios. La ley ceremonial está fuera del arca, al lado, fue escrita por Moises, y esta última fue clavada en la cruz.
¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera. Romanos 6:15.

Los engaños de Satanás consiste en hacer creer que la muerte de Cristo trajo la gracia que reemplazó a la ley. La muerte de Cristo no cambia o anula o debilita en el menor grado la ley de los Diez Mandamientos. Esa preciosa gracia ofrecida al hombre por medio de la sangre de Cristo, establece la ley de Dios, porque por medio de la ley es que sabemos que estamos fallando. Desde la caída del hombre, el gobierno moral de Dios y su gracia son inseparables.

4. Jesús hizo milagros en el día de reposo:

Otro clásico del desprecio del shabat, es que Jesús hizo milagros en el día de reposo, como insinuando que Jesús menospreció el día de reposo. Lo que sucede es que están leyendo las palabras de los fariseos, y lo toman como verdad, es como si leemos las palabras de Satanás en el Edén, cuando les dice a Adán y Eva, que cuando coman del fruto no morirán, y lo tomemos como verdad. Por eso Jesús les decía: ¡Ay de vosotros también, intérpretes de la ley! porque cargáis a los hombres con cargas que no pueden llevar, pero vosotros ni aun con un dedo las tocáis.

Veamos un ejemplo:

Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es día de reposo; no te es lícito llevar tu lecho. Él les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda. Juan 5: 10 al 11.

El problema acá, es que el mundo se enfoca en las leyes extras (las cargas) que los fariseos agregaron a la ley, y la toman como que Dios lo ha dicho, y que luego cambió de parecer, pero Dios no es hombre para cambiar de parecer, y esas leyes que agregaron los fariseos eran mandamientos de hombres. Por eso Jesús mismo les decía: “Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.” Mateo 19: 9.

5. Creer que se guarda el sábado por obtener la salvación

Los cristianos están claro que la ley no salva, pero ellos creen que los que guardan el sábado lo hacen para salvarse.

El shabat no salva a ningún ser humano, el único Salvador es nuestro Señor Jesucristo, y los seres humanos desde que aceptaron por bautismo a Jesús son salvos. Y los salvos aman a Jesús, porque escrito esta: «Si me amáis guardad mis mandamientos, y sus mandamientos no son gravosos», solamente los salvos guardan los mandamientos de Dios incluido el cuarto, que es la observancia del shabath. No se necesita ser erudito en teología para entender, solamente estudiar y aceptar las promesas de Jesús, y vivir bajo obediencia y fe. «Aquí está la perseverancia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios, y tienen el Testimonio de Jesucristo». Apocalipsis 14: 12.

6. Que nadie los juzgue por días de reposo:

Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo. Colosenses 2: 16.

Otro clásico, pero acá viene parte de lo que ya hemos explicado, las traducciones. Mientras que en los escritos antiguos hay variedad de términos para definir reposo y tipos de reposo, se traducen al español como reposo o descanso, incluso sábado. Para resumir, en griego no se está usando la palabra shabat, se usa sábbaton, que está relacionado a los sábados ceremoniales, o fiestas ceremoniales, parte de la ley ceremonial como lo hemos visto anteriormente, incluso el mismo pasaje lo confirma cuando dice: “sombra de lo que ha de venir”, Cristo.

Pero tampoco olvidemos, lo que hemos visto recientemente, de como los fariseos juzgaban a Jesús basándose en sus mandamientos de hombres relacionado al sábado. Incluso esa forma de pensamiento lo vemos en el siglo 21, cuando le dicen a los guardadores del sábado, de porque andan caminando, haciendo visitas a los enfermos si es sábado. Solo ven el sábado de los fariseos y no el sábado de Dios, por eso Jesús mismo se declaró: “Señor del Sabado”, porque era el único que podía darle el verdadero significado.

7. Cristo es nuestro reposo.

Otro clásico, y me encanta esta frase porque es verdad, pero no invalida el cuarto mandamiento del sábado.

Si Cristo es nuestro reposo, ¿necesitamos reposar el sábado?

Debemos recordar que originalmente el sábado fue santificado y bendecido antes de que el hombre pecara (Génesis). De modo que originalmente no pudo ser creado como símbolo de alguna experiencia relacionada con el pecado. Su razón de ser, era recordar a los seres humanos, por la eternidad, la obra maravillosa realizada por el Creador. Cuando en el Sinaí se dio por escrito el mandamiento del reposo semanal, se reiteró el motivo: Acuérdate del día de reposo para santificarlo, porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay. (Éxodo 20: 8 al 11). La observancia del sábado y el matrimonio son dos instituciones divinas establecidas antes de que el pecado entrara en el mundo, y por lo tanto se mantienen vigente.

Sin embargo, encontramos que posteriormente a ambas instituciones se les dio un sentido espiritual: al reposo semanal, el de reposo espiritual que encontramos en Cristo, y al matrimonio el de la unión de la iglesia con Cristo. Sobre lo primero escribe Pablo en la epístola a los hebreos, capítulo 4. No lo hace para anular el reposo semanal (Hebreos 4: 9), sino para ayudar a los hebreos a comprender que necesitaban de Cristo, única fuente de reposo espiritual. Este reposo lo alcanzamos en virtud del perdón de nuestros pecados, que solamente Cristo puede dar. Esos pecados de los cuales recibimos perdón, los conocimos a través de la ley de Dios (Romanos 7: 7). ¿Sería razonable, entonces, hablar de reposo en Cristo, si insistiéramos en desobedecer uno de sus mandamientos? Y justamente el sábado, mandamiento dado para ayudarnos a fortalecer y mantener la fe en el Creador y Salvador. Y además cuando sabemos por la Palabra de Dios que faltar a uno es faltar a todos (santiago 2: 10 al 12).

8. No guardo el sábado porque no soy judío.

Esta aclaración es muy curiosa, no queremos ser tildados de judíos, pero reclamamos las promesas dadas a Israel, incluso nos hacemos llamar el Israel Espiritual. Precisamente el miedo de los cristianos a ser confundido con un judío, es que los motivaba a desligarse del sábado, para así evitar la persecución. Romanos 11:13-25.

9. El domingo es el Día del Señor.

Por más importante que halla sido el acontecimiento de la resurrección de Cristo no hay ningún pasaje en la biblia que apoye la transferencia de la solemnidad del sábado al domingo, todo a sido dado por dogmas humanos, tradiciones y muy pronto por mandamientos de hombres.

El 7 de marzo del año 321, el emperador Constantino, impuso el reposo obligatorio en el «día del Sol». El nombre «domingo» proviene del latín Dies Dominicus (día del Señor), porque era cuando los cristianos celebraban la Resurrección de Jesús.

Además, el conmemorativo de la resurrección en los cristianos, es el bautismo. Romanos 6: 3 al 11.

10. Nadie puede guardar los mandamientos.

La ultima excusa, como que insinuando que de nada vale esforzarse, porque van a fallar, pero los que creen así invalidan la palabra de Dios cuando dice: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” Filipenses 4:13.

  Pablo reconocía a Cristo como la fuente de todo su poder, por lo tanto, no hay aquí vestigio alguno de jactancia. Todo lo que necesitaba hacerse podía ser hecho mediante la fuerza dada por Cristo.  Cuando se siguen fielmente las órdenes divinas, el Señor se hace responsable del éxito de la obra que el cristiano haya emprendido.  En Cristo hay fortaleza para cumplir el deber, poder para resistir la tentación, fortaleza para soportar la aflicción, paciencia para sufrir sin quejarse. En él hay gracia para el crecimiento diario, valor para librar muchas batallas, energía para rendir un servicio consagrado.

Hay más excusas, puede leerlas en los comentarios que se hicieron en el siguiente video.

Empresas no pueden impedir a empleados practicar el Sabbath: Corte

La Corte Constitucional hizo un llamado de atención a las empresas y les recordó que tienen el deber de garantizar la práctica del Sabbath a los trabajadores que sean fieles de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Se trata de una creencia fundamental de los adventistas, dirigida a guardar el sábado para el descanso, la reflexión, el disfrute y la adoración a Dios.

El pronunciamiento lo hizo la Corte al estudiar el caso de un hombre que trabajaba en una empresa de transportes, quien fue despedido luego de faltar varias veces al trabajo los sábados.

El hombre había solicitado a su empleador que le cambiara su horario para poder cumplir con el Sabbath pero fue despedido sin justa causa alegando que el hombre había reconocido haber faltado a sus obligaciones.

Al estudiar una tutela, la Corte reiteró que la exigencia de dar cumplimiento incondicional al horario de trabajo los sábados, representa para los fieles de la Iglesia Adventista del Séptimo Día una limitación intensa y grave para el ejercicio del derecho fundamental a la libertad religiosa y de cultos.

«La práctica de guardar el Sabbath, propia de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, es una manifestación del ejercicio de la libertad religiosa y de cultos (…) lo que supone un cumplimiento escrupuloso de reservar el periodo que va desde la caída del sol los viernes hasta la caída del sol del sábado para el descanso, la reflexión, el disfrute y la adoración a Dios», dijo la Corte que incluso tuvo en cuenta que el hombre afectado estuvo dispuesto a que no se le pagara su salario por ese periodo.

«Para la Sala de Revisión es claro que, mientras el empleador cuenta con una amplia facultad que le permite hacer ajustes razonables a las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que se debe prestar el servicio contratado, la práctica del Sabbath demanda de los fieles de la Iglesia Adventista del Séptimo Día un cumplimiento total e irrestricto de este precepto religioso», dijo la Corte.

El alto tribunal recordó que para los «feligreses de esta confesión religiosa guardar el Sabbath de manera intermitente, tal como lo propuso la empresa demandada, no es una alternativa compatible con su dogma religioso». Por esa razón, ordenó a la empresa Transportes CI S.A.S. reintegrar al hombre al cargo que tenía o a uno de iguales o mejores características al que desempeñaba, dentro de 48 horas.

La empresa además deberá reconocer el pago de salarios y los correspondientes aportes a seguridad social dejados de percibir desde la terminación del contrato de trabajo. Y deberá permitir que este practique el «Sabbath, como parte integral de su derecho fundamental a la libertad religiosa y de cultos».

Fuente

Presionar la imagen para ver video



7 Hechos sobre el sábado

A través de la información falsa de Satanás y de la confianza del hombre en las tradiciones por encima de la palabra segura de la escritura, millones de cristianos han sido llevados a descartar o incluso rechazar la importancia de guardar el sábado. «El séptimo día es el reposo del Señor: en ella no harás ningún trabajo» (Éxodo 20: 10). Nadie desmiente el significado claro de este texto, sin embargo, millones están encontrando maneras de no seguirlo.

¿Por qué? La ignorancia general de la biblia en la iglesia y los argumentos inteligentes de Satanás, han creado un clima de perjuicio contra la santidad del séptimo día en favor de la celebración del domingo. Por lo tanto en el interés de promover la ley de Dios por encima de las teorías de los hombres, dediquemos un momento a redescubrir algunos hechos sorprendentes sobre el día de reposo del séptimo día.

Hecho 1: El día de reposo del séptimo día de Dios establece soberanía

¿Por qué Satanás odia el sábado tanto? Porque el sábado identifica al Dios verdadero y a su reivindicación de soberanía suprema.

Dios ciertamente anticipó la controversia sobre el relato de Génesis de la Creación. Sabía que después de la caída del hombre, no habría dudas sobre sus afirmaciones de la fabricación de toda la masa impresionante de materia tan solo ordenándola a existir.

A fin de salvaguardar su soberanía, Él estableció una marca que denota su derecho absoluto como Creador. Él eligió para conmemorar su exhibición de la fuerza creadora, dejando a un lado el séptimo día de la semana de la creación como un día santo de descanso y para recordarlo.

Dios escribió estas palabras: «Acuérdate del día del sábado para santificarlo. Seis días trabajarás harás, y harás toda tu obra: mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios: en el no harás ningún trabajo. …, Porque en seis días el Señor hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos es: …, por tanto Jehová bendijo el sábado y lo santificó «(Éxodo 20:8-11).

Una vez por semana, ya que la Tierra gira sobre su eje, el recordatorio del sábado viaja alrededor de la tierra llegando a cada hombre, mujer y niño con el mensaje de una creación instantánea y al que hizo la creación.

¿Por qué dice Dios recuerda? Porque el olvidar el verdadero día de reposo es olvidar al verdadero Creador.


Presionar la imagen para reproducir video

Hecho 2: El séptimo día sábado se hizo para todos

Una multitud de cristianos llaman el cuarto mandamiento de Dios el día de reposo judío”. Pero en ninguna parte esto se refleja en la biblia. El séptimo día es llamado «el día de reposo del Señor,» y nunca es llamado «el día de reposo del judío» (Éxodo 20:10).

Cristo enseñó que «el sábado ha sido instituido para el hombre» (Marcos 2:27). Adán y Eva fueron las dos únicas personas que existieron realmente, cuando Dios estableció el sábado. No hubo judíos en el mundo hasta 2000 años más tarde, por lo que nunca estaba destinada solo para los judíos. Jesús usa el término «hombre» en sentido genérico, refiriéndose a toda la humanidad. La misma palabra se utiliza en relación con la institución del matrimonio que también se introdujo en la creación. Ciertamente, ningún cristiano puede creer que el matrimonio se hizo sólo para los judíos.

Hecho 3: No se trata simplemente de guardar cualquier día

Satanás quiere que el mundo acepte el domingo como el día que ha elegido para el culto, pero cualquier día es igual para Satanás siempre que signifique que estamos quebrantando el mandamiento de Dios.

Génesis describe el origen del sábado así: «Así los cielos y la tierra fueron acabados, y todo el ejército de ellos. Y el séptimo día Dios terminó su obra que había hecho. … Y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó, porque en él había descansado de toda su obra de creación, que Dios hizo «(Génesis 2: 1-3).

¿Qué día hizo Dios, lo bendijo y lo santificó? El séptimo día. ¿Cómo tenía que ser santificado? Descansándolo. ¿Podría alguno de los otros seis ser santificado? No. ¿Por qué? Porque Dios no mandó a descansar esos días sino para trabajar. ¿Tiene la bendición de Dios hacer la diferencia? Por supuesto. Los padres oran para que Dios bendiga a sus hijos porque creen que hace la diferencia. El séptimo día es diferente a todos los demás días porque tiene la bendición de Dios.

¿Ha dado Dios alguna vez al hombre el privilegio de elegir su propio día de descanso? No. De hecho, Dios confirma en la biblia que el sábado es un asunto resuelto y sellado por su propio poder divino. Leer Éxodo 16. Durante 40 años, Dios obró tres milagros cada semana para mostrar a Israel que era día santo: (1) No cayó el maná en el séptimo día, (2) no pudieron impedir que el maná se desperdiciara durante la noche, (3) pero cuando guardaron el maná el sábado, ¡seguía siendo dulce y fresco!

Sin embargo, algunos israelitas tenían la misma idea que muchos cristianos hoy en día. A su juicio, cualquiera de los siete días estaría bien para hacerlo santo: » Y aconteció que algunos del pueblo salieron en el séptimo día a recoger, y no hallaron.» ¿Qué pasó? «Y el Señor dijo a Moisés: “¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?” (Éxodo 16:27, 28).

Dios los reunió y les acusó de violar su ley por salir a trabajar el séptimo día. ¿Podría Dios decir lo mismo a aquellos que violan el sábado hoy? Sí. Él es el mismo ayer, hoy y siempre (Hebreos 13:8).

Hecho 4: Nosotros conocemos el verdadero séptimo día

Algunos rechazan el séptimo día, sábado, con la creencia de que no podemos saber en qué día cae el día ahora, así que escoger cualquier día debería estar bien. Pero esto es una falsedad. Aquí hay cuatro pruebas que identifican el verdadero día de reposo.

De acuerdo a la Escritura, Cristo murió el viernes y resucitó el domingo, el primer día de la semana. Prácticamente todas las iglesias reconocen esto, observando el domingo de pascua y el viernes santo. El evangelio de Lucas dice: «Este hombre se fue a Pilato, y pidió el cuerpo de Jesús. Y lo bajó, lo envolvió en una sábana, y lo puso en un sepulcro que estaba cavado en la piedra, el cual aún no se había puesto. Y ese día fue la preparación y el sábado se acercaba. Las mujeres también, que vinieron con él desde Galilea, siguieron y vieron el sepulcro, y cómo fue puesto su cuerpo. Y regresaron, prepararon especias aromáticas y ungüentos, y descansaron el sábado, conforme al mandamiento. «(Lucas 23:52-56).

¡Esta es una clara evidencia de que Jesús murió el día anterior al sábado! El día de su muerte fue un día de preparación «porque era la hora de prepararse para el sábado. Note, pues, que las mujeres descansaban el sábado «conforme al mandamiento.» El mandamiento dice: «El séptimo día es el sábado», así que sabemos que estaban descansando el sábado. El siguiente versículo dice: «Ahora el primer día de la semana, muy temprano en la mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las especias aromáticas que habían preparado. … Y hallaron removida la piedra del sepulcro «(Lucas 24:1, 2).

El calendario no se ha modificado con el fin de confundir los días de la semana. Así como sabemos que Jesús y sus seguidores observaron el mismo día que Moisés, podemos tener la seguridad que nuestro séptimo día es el día que Jesús mismo observaba. El Papa Gregorio 13 hizo un cambio al calendario en 1582, pero no interfirió con el ciclo semanal. ¿Qué le hizo Gregorio el calendario? Cambió del viernes del 5 de octubre 1582, al viernes del 15 de octubre 1582. Él no afectó el ciclo de los días de la semana.

Los judíos han observado el día séptimo desde la época de Abraham, y todavía lo guardan en la actualidad. Una nación entera de gente, en todo el mundo, siguen observando un día de reposo, el cual han conocido por más de 4000 años.

Más de 100 idiomas en la Tierra utilizan la palabra «Sabbath» para el sábado. Por ejemplo, la palabra española para el Sabbath es «sábado», que significa día de reposo. ¿Qué prueba esto? Esto demuestra que cuando las lenguas se originaron hace mucho tiempo, el sábado fue reconocido como el día de reposo y se incorporó en el nombre mismo del día.

Hecho 5: El sábado no es una celebración conmemorativa de la liberación de Egipto

Ésta es una creencia adoptada y modificada del Antiguo Testamento: «El séptimo día es reposo para Jehová tu Dios: en que tú no harás obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu criado, ni ningún animal tuyo, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas, que tu siervo y tu sierva puede descansar, como tú. Y recuerda que fuiste siervo en la tierra de Egipto, y que el Señor tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido, por lo que el Señor tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo «(Deuteronomio 5:14, 15).

Algunas personas sugieren que esto significa que Dios le dio el sábado como una celebración conmemorativa de la salida de Egipto. Pero la historia en Génesis de la creación del sábado (Génesis 2: 1-3) Y la redacción del cuarto mandamiento de Dios (Éxodo 20: 11), revelan el séptimo día sábado como una celebración conmemorativa de la creación.

La clave para entender estos dos versículos se basa en la palabra «siervo.» Dios dijo: «Recuerda que fuiste siervo en la tierra de Egipto.» Y en la frase antes, él les recuerda «que tu siervo y tu sierva descansarán así como tú. «En otras palabras, su experiencia en Egipto como siervos les recordaría el tratar justo a sus empleados, dándoles descanso sabático.

No era raro que Dios les recordara la liberación de Egipto como un incentivo para obedecer los demás mandamientos. En Deuteronomio 24:17, 18, la biblia dice, » No torcerás el derecho del extranjero ni del huérfano, ni tomarás en prenda la ropa de la viuda… sino que te acordarás que fuiste siervo en Egipto, y que de allí te rescató Jehová tu Dios; por tanto, yo te mando que hagas esto.»

Ni la orden que debían ser justo, ni guardar el sábado fue dado para recordar el Éxodo, pero Dios les dijo que su bondad al sacarlos del cautiverio constituye una razón poderosa para que puedan ser amables con sus sirvientes en el Sábado.

Hecho 6: El día de reposo no tiene la intención de conmemorar la resurrección

Es cierto que Jesús resucitó en un domingo. Es uno de los momentos clave en la historia del mundo.

Pero en ninguna parte la biblia sugiere que debemos santificar el domingo. Muchos otros eventos maravillosos ocurrieron en ciertos días de la semana, pero no tenemos ninguna orden para mantenerlos santos tampoco.

Hay, por supuesto, un memorial de la resurrección ordenada en la biblia, pero no es para determinar un nuevo día de adoración. Pablo escribió: » Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.» (Romanos 6: 4). El bautismo es el memorial de la muerte de Cristo, sepultura y resurrección. Sin embargo, el sábado es una celebración conmemorativa de la creación.

Hecho 7: El sábado se celebrará por toda la eternidad

El sábado es una disposición arbitraria de Dios que sirve a un propósito de gran alcance. Es su reclamación, su sello, sobre el mundo y toda la vida humana. Es también un signo de la redención que Él ofrece a cada uno de nosotros.

Seguramente es por eso que Dios preservará la observancia del sábado por toda la eternidad. ¡Eso es! “Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová. «(Isaías 66: 22, 23).

El sábado es tan precioso para Dios, que Él tendrá a su pueblo observándolo a lo largo de todos los tiempos en la nueva hermosa tierra por venir. Si es tan valioso para él, ¿acaso no debería serlo para nosotros? Si vamos a guardarlo durante toda la eternidad, ¿por qué no guardarlo ahora como nuestro compromiso de obediencia a Él?

Confía y obedece: No hay otra manera

Es fácil entender por qué el diablo ha librado una batalla continua y desesperada contra el séptimo día; sábado. Él ha trabajado a través del orgullo de la tradición, la desinformación y la intolerancia religiosa para destruir la santidad del signo especial de autoridad de Dios: el día de reposo.

Pero con estos hechos sobre el sábado en la mano, Dios concede a todo cristiano el valor de honrar el mandamiento del sábado como Su prueba especial de nuestro amor y lealtad.

Es nuestro deber el guardar el séptimo día. Pero no debería ser una carga, como los mandamientos de hombres que impusieron los fariseos al día de reposo y que ahora el mundo desprecia creyendo que fue mandato de Dios. En una época de falsos dioses y espiritualidad, de la evolución atea, y las tradiciones obstinadas de los hombres, el mundo necesita el día de reposo más que nunca. Es más que sólo una prueba de nuestra lealtad al Creador. Es algo más que una señal de nuestra santificación por medio de su poder. Es su promesa de un regalo perdurable y eterno de la restauración. Satanás lo sabe muy bien por eso se encargará de darle al mundo un falso día de reposo. Estemos alertas porque será el último gran conflicto en la tierra, entre la adoración falsa y la verdadera.

LA ÚLTIMA CRISIS MUNDIAL

Estamos viendo crisis climática por todos lados en este 2020. El secretario de la ONU, Antonio Guterres dijo recientemente: “Permítanme ser claro: la degradación de la naturaleza no es un problema puramente ambiental. Abarca la economía, la salud, la justicia social y los derechos humanos. Descuidar nuestros preciosos recursos puede exacerbar las tensiones y los conflictos geopolíticos”, expresó.

El papa dice que la pandemia de covid-19 podría ser una «respuesta» de la naturaleza al cambio climático. Por lo anterior es que ahora se menciona que parte de la soluciones al cambio climático es retomar un día de reposo para la tierra.

El papa pide descansar como los judios

El papa ha pedido retomar un día de descanso, el dice:
“Vivimos con el acelerador de la mañana a la noche”, dijo Francisco en una entrevista que estuvo circulando en la web durante los últimos días. “Esto arruina la salud mental, la salud espiritual y la salud física. Más aún: afecta y destruye a la familia y, por lo tanto, a la sociedad. ‘En el séptimo día, descansó’. Lo que los judíos siguieron y aún observan fue considerar el sábado como santo. El sábado descansas. ¡Un día de la semana, eso es lo mínimo! Por gratitud, para adorar a Dios, para pasar tiempo con la familia, para jugar, para hacer todas estas cosas. ¡No somos máquinas!” Fuente.

Algunos judios creen que el papa habla del séptimo día, pero el ha dejado claro que ahora el día del Señor para los católicos y otros religiones es el domingo, pero ese mismo domingo se impondrá como reposo al mundo. Fuente

Pocos creen en la ley dominical (incluyendo algunos adventistas):

Algunos dice, que la leyes dominicales son teorías conspirativas porque no podrán obligar al mundo a guardarlas. Ellos dicen: «Los judíos adoran en Shabat (sábado) y los musulmanes en viernes, los ateos ningún día». Pero antes que se les olvide, respondan: ¿les pidieron permiso para encerrarlos en sus casas con las cuarentenas?.- Claro que no, pero muchos lo hicieron con mucho gusto: «por el bien común». Lo mismo será con las leyes dominicales, ni los ateos se opondrán, porque es es «para el bien común». Si el mundo quiere hacer la voluntad de Dios antes que la de los hombres debe de guardar el Shabat bíblico.

Mateo 15:4 «PUES EN VANO ME RINDEN CULTO, ENSEÑANDO COMO DOCTRINAS PRECEPTOS DE HOMBRES.»

Preguntas frecuentes:

1. ¿Qué es la Ley Dominical?
R/ La Ley Dominical es un evento que se está desarrollando en nuestros tiempos. Se impondrán leyes dominicales en favor: de la familia, el planeta,  un falso Shabbat que reemplazará al Verdadero. Este tema será el último gran conflicto de la humanidad.

Para conocer más de este tema puedes ver los siguientes archivos:

2. ¿Cuándo se promulgará la Ley Dominical?
R/ Sabemos que en la tierra aumentarán los desastres naturales, como nunca antes, desastres tras desastres y el deterioro moral de la Sociedad, la iglesia se unirá con el estado; es el anticipo de la promulgación de leyes dominicales en Estados Unidos, con la creencia de que retomar el día de reposo, calmará la ira de Dios. La pandemia del Covid-19 ha dejado un motivo más para el Vaticano para advertir al mundo que deberán retomar un día de reposo para dejar descansar la tierra. Creemos que estamos cerca de ese acontecimiento según los eventos actuales que estan sucediendo.



La observancia del sábado

sabado.jpg

La observancia del sábado

La observancia del sábado entraña grandes bendiciones, y Dios desea que el sábado sea para nosotros un día de gozo. La institución del sábado se estableció con gozo. Dios contempló con satisfacción la obra de sus manos. Declaró que todo lo que había hecho era “bueno en gran manera”. Génesis 1:31. El cielo y la tierra se llenaron de regocijo. “Las estrellas todas del alba alababan, y se regocijaban todos los hijos de Dios”. Job 38:7. Aunque el pecado entró en el mundo para mancillar su obra perfecta, Dios sigue dándonos el sábado como testimonio de que un Ser omnipotente, infinito en bondad y misericordia, creó todas las cosas. Nuestro Padre celestial desea, por medio de la observancia del sábado, conservar entre los hombres el conocimiento de sí mismo. Desea que el sábado dirija nuestra mente a él como el verdadero Dios viviente, y que por conocerle tengamos vida y paz. 6TI 351.1

Cuando el Señor liberó a su pueblo Israel de Egipto y le confió su ley, le enseñó que por la observancia del sábado debía distinguirse de los idólatras. Así se crearía una distinción entre los que reconocían la soberanía de Dios y los que se negaban a aceptarle como su Creador y Rey. “Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel”, dijo el Señor. “Guardarán, pues, el sábado los hijos de Israel: celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo”. Éxodo 31:17, 16. 6TI 351.2

Así como el sábado fue la señal que distinguía a Israel cuando salió de Egipto para entrar en la Canaán terrenal, así también es la señal que ahora distingue al pueblo de Dios cuando sale del mundo para entrar en el reposo celestial. El sábado es una señal de la relación que existe entre Dios y su pueblo, una señal de que éste honra la ley de su Creador. Hace distinción entre los súbditos leales y los transgresores. 6TI 351.3

Desde la columna de nube, Cristo declaró acerca del sábado: “Con todo eso vosotros guardaréis mis sábados: porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico”. Éxodo 31:13. El sábado que fue dado al mundo como señal de que Dios es el Creador, es también la señal de que es el Santificador. El poder que creó todas las cosas es el poder que vuelve a crear el alma a su semejanza. Para quienes lo santifican, el sábado es una señal de santificación. La verdadera santificación es armonía con Dios, unidad con él en carácter. Se recibe obedeciendo a los principios que son el trasunto de su carácter. Y el sábado es la señal de obediencia. El que obedece de corazón al cuarto mandamiento, obedecerá toda la ley. Queda santificado por la obediencia. 6TI 351.4

A nosotros, como a Israel, nos es dado el sábado “por pacto perpetuo”. Para los que reverencian el santo día, el sábado es una señal de que Dios los reconoce como su pueblo escogido. Es una garantía de que cumplirá su pacto en su favor. Cada alma que acepta la señal del gobierno de Dios, se coloca bajo el pacto divino y eterno. Se vincula con la cadena áurea de la obediencia, de la cual cada eslabón es una promesa. 6TI 352.1

De los diez mandamientos, sólo el cuarto contiene el sello del gran Legislador, Creador del cielo y de la tierra. Los que obedecen este mandamiento toman sobre sí su nombre, y son suyas todas las bendiciones que entraña. “Y Jehová habló a Moisés, diciendo: Habla a Aarón y a sus hijos, y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles: Jehová te bendiga, y te guarde: haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia: Jehová alce a ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré”. Números 6:22-27. 6TI 352.2

Por medio de Moisés fue dada también la promesa: “Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos. Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti… Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo; si obedecieres a los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas”. Deuteronomio 28:9-13. 6TI 352.3

El salmista, hablando por el Espíritu Santo, dice: 6TI 353.1

“Venid, aclamemos alegremente a Jehová;
cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación…
Porque Jehová es Dios grande,
y Rey grande sobre todos los dioses.
Porque en su mano están las profundidades de la tierra,
y las alturas de los montes son suyas.
Suyo también el mar, pues él la hizo;
y sus manos formaron la seca.
Venid, adoremos y postrémonos;
arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor.
Porque él es nuestro Dios”.
“Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos;
pueblo suyo somos, y ovejas de su prado”
 6TI 353.2

Salmos 95:1-7; 100:3. 6TI 353

Estas promesas dadas a Israel son también para el pueblo de Dios actual. Son los mensajes que el sábado nos trae. 6TI 353.3

Explicación sobre el Día de Reposo – Pr. Esteban Bohr

¿Por qué guardas el sábado?

(CARLOS A. STEGER)

Si alguien le pregunta a un adventista promedio por qué guarda el sábado, seguramente respondería sin vacilar que lo hace porque la Ley de Dios lo ordena en el cuarto mandamiento. Explicaría, además, que los Diez Mandamientos están plenamente vigentes, dado que Cristo no vino para abrogar la Ley, sino para cumplida (Mat. 5: 17). La fe en Cristo no invalida la Ley, sino que la confirma (Rom. 3:31). Sin desconocer la indiscutible validez e importancia de esta respuesta (que podría ser desarrollada mucho más extensamente), la pregunta puede ir más allá, buscando la motivación que sustenta la observancia del sábado.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es por-que-se-guarda-el-sabado-adventista-ministerio-ld.jpg

¿Qué te impulsa a guardar e! sábado?

Se han dado al menos tres respuestas, no siempre verbalizadas, pero sí visibles por sus consecuencias prácticas.

Quiero ser salvo. Es una buena respuesta, pero insuficiente. Corre el riesgo de concentrarse en la Ley, olvidando que el propósito de esta es guiarnos a su Autor. Quien guarda el sábado porque quiere ser salvo, difícilmente podrá evitar el legalismo; es decir, observado para tener derecho a la salvación. Su atención se enfocará en lo que debe hacer, y especialmente en lo que no debe hacer, para ganar la salvación. En la práctica, esta motivación lleva a una observancia formal y estricta del sábado, que llega a ser una carga que hay que soportar, casi un castigo. En la iglesia, esta actitud podría verse reflejada en aquellos que asisten al culto, pero no se abren al calor del amor cristiano con los demás hermanos, ni prestan atención a las visitas. Están enfrascados en el cumplimiento de las reglas que les garanticen una fiel observancia del sábado. Posiblemente, en la despedida del sábado se encuentren tan insatisfechos espiritualmente como el día anterior.

Quiero las bendiciones del sábado Otra vez, una buena respuesta, pero incompleta. Como la observancia rigurosa que resulta del legalismo es difícil de sobrellevar, hay quienes han buscado la solución enfatizando que el sábado fue hecho por causa del hombre, y no e! hombre por causa de! sábado (Mar. 2:27). Por lo tanto, e! sábado debe estar al servicio del ser humano y su felicidad. Desde este punto de vista, la observancia formal del sábado no es tan importante como los beneficios que el sábado debe dejar a quien lo guarde. En la práctica, esta motivación lleva a una observancia más bien egoísta del sábado, en la que se busca la comodidad y el placer. Por temor al legalismo, sel corre el peligro de tomar a la ligera el cuarto mandamiento. Lamentablemente, quienes guardan el sábado de esta manera, posiblemente disfrutan de las bendiciones del descanso físico y mental que lo acompañan, pero reciben una escasa bendición espiritual.

Amo a mi Señor [Juan 14:15; 1Juan 5:2]

Esta es la motivación correcta para la observancia del sábado. Cuando se la adopta, trae junto con ella los beneficios que buscan las dos motivaciones anteriores.

[1] Nace de un corazón que ha experimentado el amor perdonador y transformador de Dios.
[2] Como consecuencia, la persona ama a Dios y desea agradarle. Quien ha nacido de nuevo no guarda el sábado para recibir la salvación, sino porque ya la ha recibido por la fe. En la práctica, esta motivación lleva a una observancia muy cuidadosa del sábado, pero al mismo tiempo plenamente feliz. El centro de su atención no es establecer lo que se debe y lo que no se debe hacer durante el sábado. Tampoco es encontrar cómo pasarlo bien y divertido.
[3] Su principal interés es crecer en amistad con el Señor, conocerlo por medio de los escritos inspirados y su revelación en la naturaleza, aprender cuál es su voluntad y [4] compartir su amor con los demás. Quien guarda e! sábado por amor a Dios, realiza una preparación esmerada para recibido con alegría. Toma en serio la puesta del sol y dedica. Junto con su familia, unos momentos para darle la bienvenida al Señor del sábado. No permite que el deseo de hacer algo más antes que oscurezca deje a Cristo esperando ese encuentro especial. Cuando el amor al Señor sustenta la observancia del sábado, los dilemas acerca de cómo guardado se aclaran. Para el verdadero amor, tal como lo describe Pablo (1º Cor. 13:4-8), hacer la voluntad del ser amado es el gran objetivo, aun eso implica un sacrificio personal. Quien está imbuido de este amor, con alegría se abstiene de hacer su propia voluntad (trabajo, estudio, diversión), andar en sus propios caminos (viaje en beneficio propio) y hablar sus propias palabras conversación que aparte la atención de los asuntos espirituales) durante las horas sagradas (Isa. 58:13, 14). El amor a Dios no puede quedar encerrado en el corazón, sino que brota en acciones desinteresadas en favor de otros. El creyente se esfuerza para darlo a conocer a quienes todavía no tienen ese privilegio. Cuando se acerca la puesta del sol, no espera impaciente que termine el sábado, sino que, disfruta de la compañía del Señor hasta el último minuto. [5] La observancia del sábado por amor a Dios tiene un efecto santificador sobre la vida (Eze. 20:12). [6] Al centrar los pensamientos en el Señor, el carácter se va transformando paulatinamente a su imagen (2 Coro 3:18). [7] La influencia de un sábado en comunión con Dios se prolonga a lo largo de la semana.

¿ Por qué guardas e! sábado?

Dos de las tres respuestas son insatisfactorias, porque no hacen justicia al espíritu de la Ley (en un caso), ni a la letra (en el otro). El remedio para la obediencia legalista de la Ley no es una «obediencia light” (una forma disfrazada de desobediencia), sino una obediencia por amor. Es bueno recordar que el sábado fue hecho por causa del hombre. Pero, también es necesario tener presente que Cristo el Señor del Sábado, y no el hombre (Mar. 2:28). El sábado existe para el hombre, pero el hombre no es un fin en sí mismo. La razón de su existencia no se agota en él. El hombre fue «creado para vivir en comunión con Dios, [y] puede encontrar su verdadera vida y su auténtico desarrollo únicamente en esa comunión». ¿Por qué guardas el sábado? Quizá no sea fácil responder con palabras esta pregunta. Pero la forma en que viviste el último sábado indudablemente expresa tu respuesta.

Fuente: http://www.coleccionadventista.org/El-Sabado.php

Manténgase informado: facebook_leydominical Ley Dominical

EL CAMBIO DEL SÁBADO BÍBLICO AL DOMINGO

En realidad, no encontramos ninguna evidencia, en las enseñanzas de Jesús, ni en la práctica de la iglesia del Nuevo Testamento, que nos indique alguna consideración para el domingo, o el día de la resurrección, como el nuevo día de adoración para los cristianos.
 
Por tal razón, cualquier información que busquemos para encontrar el cambio que fue hecho, debemos buscarla en otro lugar y no en la Biblia.
 
Y en el único lugar que podemos buscar es en el lapso de tiempo desde los escritos del Nuevo Testamento hasta nuestros días. Y no tenemos que buscar mucho para encontrar la respuesta. Los anales de la historia nos dicen claramente que el domingo llegó a ser el día popular de adoración, suplantando al sábado.
 
 
***Hay cuatro factores que sobresalen en el hecho de la sustitución del domingo por el sábado***
 
1* Esto tomó lugar gradualmente, durante el tiempo del II y el IV siglo d.C.
 
2* Empezó en las iglesias cristianas de Roma, esparciéndose gradualmente por todas las demás.
 
3* Los dirigentes de la iglesia tuvieron el apoyo del emperador romano Constantino, quien decretó el domingo como día de reposo, y era un crimen civil para todos aquellos que no estuviesen dispuestos a cambiar, para adorar en domingo.
 
4*Los dirigentes de la iglesia no hicieron este cambio por un motivo siniestro, o por rebeldía contra Dios, sino por no haber comprendido la naturaleza de la autoridad que Jesús les había dado.
 
 
 
CITAS SOBRE EL CAMBIO DEL SÁBADO AL DOMINGO
 
 
Catechismus Concilii Tridentini, Pars III, Cap. IV, 25. Ed. De París, Pág. 467
“Agradó a la iglesia de Dios cambiar el culto y celebración del Día del Sábado por el Día del Domingo”.
 
Código de Justiniano, Lib. 3, tít 12, Párr. 2:
La ley dada por Constantino el 7 de marzo del año 321 d.C., relativa al día de descanso, era como sigue: “Descansen todos los jueces, la plebe de las ciudades, y los oficios de todas las artes el venerable día del sol. Pero trabajen libre y lícitamente en las faenas agrícolas los establecidos en los campos, pues acontece con frecuencia, que en ningún otro día se echa el grano a los surcos y se plantan vides en los hoyos más convenientemente, a fin de que con ocasión del momento no se pierda el beneficio concedido por la celestial providencia”.
 
 
Rev. Charles Hefele, History of the Councils of the Church, tomo II, p. 316:
Concilio de Laodicea 364 D. C.: “Los cristianos no deben judaizar y estar ociosos el día del sábado (el día de reposo original), sino que deben trabajar en ese día. Deben honrar en una forma especial el día del Señor. Como cristianos, hasta donde esté a su alcance, no deben trabajar en ese día. Con todo, si se les encuentra judaizando, se les separará de Cristo”. Rev. Charles Hefele, History of the Councils of the Church, tomo II, p. 316.
 
 
Cita del Arzobispo Eusebio (S. IV d.C):
El Arzobispo católico Eusebio, escribiendo en el año 330 D.C. declaró: “Todas las cosas que eran permisibles para hacerse en el día del sábado las hemos transferido para el Día del Señor”. Comentario a Salmos 91, publicado en Migne, Patrología Graeca, tomo 23, Col. 1171
 
 
Peter Geiermann, The Convert’s Catechism of Catholic Doctrine (1957 ed) p. 50:
Pregunta ¿Cuál día es el día de reposo?
Respuesta: El sábado es el día de reposo?
Pregunta ¿Por qué observamos el domingo en lugar del sábado?
Respuesta “Observamos el domingo en lugar del sábado porque la Iglesia Católica transfirió la solemnidad del sábado al domingo”.
 
 
Editorial, The Catholic Mirror (Baltimore), 23 de septiembre de 1893:
“La iglesia católica por más de mil años antes que existieran los protestantes, por virtud de su comisión divina, cambió el día del sábado por el domingo… el reposo cristiano es hasta este día reconocido como hijo de la iglesia católica y como esposo del Espíritu Santo, sin una palabra de protesta del mundo protestante”. Editorial, The Catholic Mirror (Baltimore), 23 de septiembre de 1893.
 
 
The Question Box The Catholic Universe Bulletin, 14 de agosto de 1942. p. 4:
“La iglesia cambió la observancia del sábado al domingo haciendo uso de la autoridad divina e infalible que le fuera concedida por su fundador, Jesucristo. El protestante, al indicar que la Biblia es su única guía de fe, no tiene ninguna autorización para la observancia del domingo. En este asunto los Adventistas del Séptimo Día son los únicos protestantes consistentes”.
 
 
Cardinal Gibbons, The Faith of Our Fathers, (92nd. ed., rev.), p. 89.
“Usted puede leer la Biblia desde el Génesis hasta el Apocalipsis y no encontrará un sólo renglón que autorice la santificación del domingo. Las Escrituras ponen en vigor la observancia religiosa del sábado”.
 
 
La Función de santificar la iglesia» Capítulo III epígrafe 1247 (Cann. 1244 – 1253)
«1247 El domingo y las demás fiestas de precepto los fieles tienen obligación de participar en la Misa; y se abstendrán además de aquellos trabajos y actividades que impidan dar culto a Dios, gozar de la alegría propia del día del Señor, o disfrutar del debido descanso de la mente y del cuerpo.»
 
 
 
•••ADMISIONES SINCERAS•••
 
 
 
•CATÓLICO:
 
 
“Puede leer la Biblia de Génesis a Apocalipsis, y no encontrará una sola línea que autorice la santificación del domingo” (La Fe de Nuestros Padres, Por James Cardinal Gibbons, p.111).
 
 
“La Biblia… nos cuenta cómo Dios ordenó que se guardase el séptimo día como monumento de la creación. Nos cuenta cómo el mandamiento fue repetido en el Sinaí. Nos narra cómo el mismo Hijo de Dios guardó el Sábado. En ningún lugar dice que los cristianos deberían guardar un día diferente al de los judíos, su pueblo escogido” (The Catholic Bulletin, 7 de Febrero de 1954).
 
 
“No hay un sitio en el Nuevo Testamento donde se registre distinguidamente que Cristo cambió el día de adoración del Sábado al domingo. Aún así, todos los protestantes, excepto los Adventistas del Séptimo Día, observan el domingo… Los protestantes siguen la tradición al observar el domingo” (Our Sunday Visitor,11 de Junio de 1950).
 
 
•BAUTISTAS:
 
 
“No hay nada en las Escrituras que nos pida que guardemos el domingo en vez del Sábado como día santo” (“Considere el caso para Sábados tranquilos”, por Harold Lindsell, editor, Christianity Today,5 de Noviembre de 1976).
 
 
“Había y hay un mandamiento para guardar santo el día de reposo, pero ese día de reposo no era domingo. De cualquier modo, se dirá con cierto aire de triunfo, que el día de reposo fue cambiado del séptimo al primer día de la semana…¿Dónde se puede encontrar un registro de tal cambio? No en el Nuevo Testamento, rotundamente no.” (Dr. Edward T. Hiscox, autor de El Manual Bautista, en un documento leído delante de la Conferencia de Ministros de Nueva York, mantenida el 13 de Noviembre de 1893).
 
 
•THE CHRISTIAN CHURCH  (la iglesia cristiana):
 
 
“No hay autoridad directa de la Biblia para llamar al primer día de la semana “día del Señor” (Dr. D. H. Lucas, Christian Oracle, 1890).
 
 
•CONGREGACIONISTA:
 
 
“El día de reposo cristiano (el domingo) no está en las Escrituras, y no fue llamado día de reposo por la iglesia primitiva” (Dwight’s Theology, Vol. 4, p. 401).
 
 
•EPISCOPAL:
 
 
“El mandamiento bíblico dice que el séptimo día descansarás. Ese es el Sábado. En ningún lugar en la Biblia está basado el que se haga en domingo” (Phillip Carrington, Toronto Daily Star, 26 de Octubre de 1949).
 
 
•METODISTA:
 
 
“La razón por la que observamos el primer día en vez del séptimo no está basado en ningún mandamiento. Uno buscará en las Escrituras en vano tratando de encontrar el cambio del séptimo al primer día” (Clovis C. Chappel, Diez reglas para vivir, p. 61).
 
•PRESBITERIANO:
 
“El Sábado es parte de … los Diez Mandamientos. Solamente esto despeja la duda acerca de si la institución es perpetua. Hasta … que se pueda mostrar que toda la ley moral ha sido abolida, el Sábado permanecerá … Las enseñanzas de Cristo confirman la perpetuidad del Sábado” ( T. C. Blake, Teología Condensada, p. 474, 475).
 
 
•VARIOS:
 
 
“Las gentes de habla inglesa han sido los más persistentes en perpetuar la asunción errónea de que el cuarto mandamiento se pasó al domingo … Se habla frecuentemente, y erróneamente, del domingo como día de reposo” (F. M. Setzler, director jefe, departamento de antropología, Smithosian Institute, carta, 1 de septiembre de 1949).
 
 
 
CONCLUSIÓN
 
 
No existen evidencias en la Biblia de que Jesús haya cambiado el día de reposo del sábado al domingo. Ni siquiera los primeros cristianos tuvieron problemas con esto, ya que el sábado fue el día de reposo hasta casi el año 350 d.C.
 
 
En esta época, la iglesia católica, nacida en el seno de Roma, con el apoyo del emperador Constantino, usó su autoridad para cambiar el día de reposo del Sábado al Domingo sin ninguna justificación Bíblica, tomando como criminales a todos aquellos que no adoraran en Domingo.
 
 
Autor: Nicolás A.
 
 
Manténgase informado:
facebook_leydominical Ley Dominical
 
 
 
 
Puede comunicarse tambien al whatsapp: wa.me/50488227864