Archivo de la etiqueta: burundi

¿Por qué arrestaron a los lideres adventistas en Burundi?

Resumen: Son asuntos de carácter político, de control y coerción. El gobierno de Burundi quería mantener al ex-dirigente de la iglesia adventista en ese país. El ex-dirigente adventista ya había sido destituido de su cargo por parte de los altos mandos adventistas y tampoco quería dejar su cargo, y estaba siendo apoyado por la policía.

El siguiente artículo es un condensado de: https://news.adventist.org

La libertad religiosa, el problema que está en el centro de la crisis actual en Burundi, no es solo el derecho a la adoración según los dictados de la conciencia de una persona, y el derecho de las organizaciones religiosas a conducir sus asuntos sin interferencia del gobierno, sino un nivel más profundo, la libertad de ser lastimado, intimidado, humillado, perseguido, encarcelado, torturado o asesinado. La violencia contra los ciudadanos para hacer que cumplan con las preferencias de quienes gobiernan un país es completamente poco ética e inhumana.

En el caso de Burundi, la violación principal de la libertad religiosa es la negativa del gobierno a aceptar la decisión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de elegir a sus líderes en libertad y sin interferencia.

La delegación enviada por el presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día a invitación del Ministro del Interior para resolver la crisis en la sucesión de líderes en Burundi fue de buena fe para escuchar la propuesta del ministro. Informamos de nuevo la sugerencia del ministro. La amplia y diversa representación de los líderes que recibieron el informe consideró cuidadosamente las opciones que mantendrían la integridad de la decisión del comité ejecutivo de la Iglesia en la División de África del Este y Central (región), teniendo en cuenta las preocupaciones del gobierno de Burundi Asegurar la cohesión civil.

El mandato de la delegación no era el de una misión de investigación, ni el apoyo a un solo campamento y el enredarse en las diferencias de interpretaciones y opiniones. Nos enviaron a escuchar al Ministro del Interior y le informamos con precisión sobre su propuesta. Aprovechamos la oportunidad para animar espiritualmente a los miembros de la iglesia. Pero ciertamente no éramos un escuadrón de investigación. La expectativa de algunos de que deberíamos escuchar a todas las partes en esta crisis fue más allá de nuestro alcance o responsabilidad. Tampoco se nos encomendó juzgar a la División de África Central Oriental y evaluar la decisión de un comité de representantes de 11 naciones en África Central del Este. En su política de trabajo, la Iglesia Adventista tiene mecanismos para expresar sus quejas independientemente de la decisión de un comité. Como delegación, nuestro objetivo era encontrar una manera con el gobierno para poner fin al enfrentamiento sobre quién es o debería ser el representante legal.

Hubiera sido sencillo aceptar la propuesta de la iglesia de permitir que el representante legal de la iglesia sea el tesorero de la Unión, al tiempo que permite que el presidente de la unión debidamente elegido atienda los asuntos espirituales y administrativos de la iglesia a su cuidado. Pero el representante del gobierno que visitamos de buena fe insistió en su propio plan. La situación se agravó con el apoyo del gobierno de una persona eliminada de su función como representante de la iglesia.

La intransigencia del gobierno vista al desestimar la propuesta de la Iglesia de permitir que el tesorero de la Unión sea el representante legal de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Burundi ha sido sorprendente. Desde luego, no ayudará a mantener la cohesión pacífica de un país en el que la Iglesia Adventista está comprometida con el desarrollo sostenible. Actualmente hay 23 escuelas adventistas y cinco clínicas / dispensarios en Burundi. El notable trabajo de la Agencia Adventista de Ayuda al Desarrollo (ADRA) es un activo vital para el país. La Iglesia Adventista del Séptimo Día tiene planes de hacer mucho más por el país de Burundi.

La decisión del gobierno de Burundi de mantener en el liderazgo a una persona a quien la iglesia eliminó de sus funciones no fue una elección acertada. Además, el ex presidente del sindicato ha sido privado de sus credenciales pastorales por la iglesia a la que una vez sirvió. La naturaleza coercitiva de esta imposición de un líder que la Iglesia ha removido de su cargo no está de acuerdo con el respeto debido a las instituciones eclesiásticas. Capacitar y habilitar a un ex empleado de la iglesia degradado es injustificado e inútil. Ya no puede representar de ninguna manera a la iglesia adventista del séptimo día. Su negativa a dejar el cargo parece un sabotaje del funcionamiento de la Iglesia Adventista en un país donde los adventistas ocupan puestos de responsabilidad para servir leal y sinceramente a su país. Su ocupación ilegal de las oficinas de la Iglesia con la ayuda de la policía impide que los funcionarios debidamente elegidos tengan acceso a los bienes de la Iglesia.

Esta desafortunada situación es totalmente innecesaria y podría haberse evitado fácilmente. La buena voluntad de los líderes del país para reducir la tensión podría demostrarse al permitir que la iglesia maneje sus propios asuntos de acuerdo con sus propias políticas internas de trabajo.

Incluso ahora, todavía hay tiempo para revertir esta herida autoinfligida. Los miembros adventistas del séptimo día, que suman 186,000 en Burundi, y la iglesia a la que pertenecen, son bendiciones para el país de Burundi. La Iglesia y sus miembros están comprometidos con el bienestar de la gente del país.

A pesar de las diferencias de enfoque y opiniones, debemos y seguimos mostrando respeto y consideración a todos los funcionarios gubernamentales. Creemos en la solidaridad de toda la familia humana.

Oramos para que el liderazgo de este país vea la sabiduría de permanecer dentro de los límites de sus funciones y abstenerse de interferir en los asuntos de la Iglesia.

Que la sabiduría y la paz prevalezcan en Burundi, un país que lucha por elevar a sus ciudadanos hacia la paz y la vida con dignidad.

Compilado por:

Freddy Silva Whatsapp

WHATSAPP

Ley Dominical FacebookLey Dominical GrupoLey Dominical LibrosLey Dominical Videos

 

Liberan a los adventistas presos en Burundi

De la Oficina del Presidente, Sede Mundial Adventista del Séptimo Día, Silver Spring, Maryland, Estados Unidos. 17 de mayo, 2019.

Hemos recibido noticias muy alentadoras y nos complace anunciar que todos los detenidos adventistas del séptimo día en Burundi han sido liberados. Las oraciones han sido contestadas. Agradecemos al gobierno de Burundi por su papel y específicamente a uno de sus miembros del Parlamento, el Honorable Justin Niyobuhungiro, por facilitar los comunicados. Gracias a los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en todo el mundo y a otros que han estado orando fervientemente por los detenidos, por la iglesia en Burundi y por los líderes del gobierno de Burundi. Esperamos un mejoramiento continuo en esta situación delicada con la iglesia y su gobierno. Lo alentamos a seguir orando para que Dios le brinde una solución útil a los desafíos que enfrenta y por la paz y la prosperidad en Burundi.

Fuente

Noticias relacionadas:

¿Por qué metieron presos a los adventistas en Burundi?

2001: Falsas acusaciones contra la iglesia adventista en Burundi

Compilado por:

Freddy Silva Whatsapp

WHATSAPP

Ley Dominical FacebookLey Dominical GrupoLey Dominical LibrosLey Dominical Videos

 

Llamado del presidente mundial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día a orar de forma urgente

Ted N. C. Wilson llama a los adventistas y otros en todo el mundo a orar por la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el país centroafricano de Burundi.

 

Solicito seriamente a los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día alrededor del mundo a que comiencen una fuerte iniciativa de oración por nuestros miembros y la organización eclesiástica en el país centroafricano de Burundi. Allí el gobierno está atentando de forma sistemática contra la libertad religiosa. Por más de seis meses, el gobierno de Burundi ha acosado y agredido cada vez más a la Iglesia Adventista del Séptimo Día al encarcelar, golpear e intimidar a miembros y líderes de nuestra Iglesia.

Lea también:

Ted Wilson apela a 52 mil personas a compartir esperanza

El gobierno ha impedido que la Iglesia Adventista funcione a través de sus líderes debidamente elegidos en la Unión de Burundi, quienes fueron nombrados de forma legal y apropiada por la División Africana Centro-Occidental de la Asociación General de los adventistas del séptimo día. Es aparente que las maravillosas actividades de Todo Miembro Involucrado del pueblo de Dios para ayudar al prójimo a través del método de Cristo, al ayudar a las personas de forma física, mental, social y espiritual, no ha sido valorado por el gobierno de Burundi.

Durante este tiempo, he apelado personalmente al presidente de Burundi, pero no recibí respuesta. Ahora le pedimos a él y a sus ministros de gobierno que se adhieran a la ley internacional, protocolos de las Naciones Unidas, y a los preceptos de la Organización de la Unión Africana, para honrar la libertad religiosa y libertad de conciencia para todos los ciudadanos de Burundi y el legítimo equipo administrativo adventista del séptimo día en este país.

El viernes 10 de mayo, el presidente debidamente designado de la Unión de Burundi de los adventistas del séptimo día, el pastor Lamec Barishinga, fue arrestado junto con el pastor Lambert, presidente de un campo local. Esto es completamente ilegal, poco ético y contra toda protección lógica e internacional de la libertad religiosa y de consciencia.

Llamo a todos los adventistas del séptimo día a orar por los miembros de iglesia en Burundi, por la libertad religiosa en ese país, y por la liberación de todos los adventistas que están en la cárcel. Por favor, oren hasta que veamos la poderosa mano de Dios cambiando la situación extrema en Burundi. Hago un llamado a los gobiernos de todas las naciones en todo el mundo, especialmente en África, para que intercedan con el gobierno de Burundi por la libertad religiosa para las personas, y especialmente por los adventistas del séptimo día que están sufriendo abusos por parte del gobierno de ese país.

Este es el “Día número 4” de esta interferencia injusta e ilegal por parte del gobierno de Burundi contra las actividades eclesiásticas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día al arrestar al presidente, debidamente designado, de la Unión de Burundi. Por favor, oren intensamente y sin cesar en todo el mundo por libertad religiosa para los miembros de iglesia temerosos de Dios en Burundi.

Proporcionaremos actualizaciones periódicas acerca de este abuso a la libertad religiosa en Burundi y contaremos los días de injusticia religiosa hasta que esta situación sea corregida. Por favor, oren y aboguen por los miembros de iglesia afectados en Burundi mientras que el Dios del universo interviene según su poder ilimitado.

A NUESTROS FIELES MIEMBROS ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA EN BURUNDI: No nos hemos olvidado de ustedes. Su familia de la iglesia mundial, con millones de miembros alrededor del mundo, está orando por ustedes. Manténganse firmes a las verdades bíblicas de Dios y a la estructura legítima de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, nombrada por la División Africana Centro-Oriental, mientras reclaman las siguientes promesas bíblicas:

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” (Josué 1:9).

“No los temáis; porque Jehová vuestro Dios, él es el que pelea por vosotros” (Deuteronomio 3:22).

“Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides” (Deuteronomio 31:8).

“No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová” (Jeremías 1:8).

Ármense de valor con Apocalipsis 2:10 “[…] Sé fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida”.

Por favor, sepan que he orado personalmente por todos ustedes como miembros de iglesia, por el pastor Lamec Barishinga, nuestro legítimo presidente de la Unión de Burundi; por el pastor Lambert y por las otras 21 personas que han sido arrestadas. Tengan buen ánimo, Dios cuidará de ustedes. También he orado por el gobierno de Burundi, para que proporcione libertad religiosa a sus ciudadanos y a la Iglesia Adventista del Séptimo Día en ese país.

Ted N. C. Wilson, presidente.
Iglesia Adventista del Séptimo Día
Silver Spring, Maryland
Estados Unidos de América.

 

WHATSAPP

cursos

Freddy Silva Whatsapp

Ley Dominical FacebookLey Dominical GrupoLey Dominical LibrosLey Dominical Videos