Archivo de la categoría: apocalipsis

Juan en el Día del Señor

Apoc. 1:10/11 Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último.

[Apoc. 1:10] En el Espíritu.
Literalmente “en espíritu”, que puede significar “en estado de éxtasis”. Juan se abstrajo de las cosas terrenales; sólo estaba consciente de las impresiones que le llegaban del Espíritu Santo. La percepción natural de los sentidos fue sustituida completamente por una percepción espiritual.


Día del Señor.
Gr. Kuriak’ h’méra. Se han hecho varios intentos para explicar esta frase, que sólo aparece aquí en las Escrituras. Algunos intérpretes la hacen equivaler con “el día de Jehová”, de los profetas del AT (Joel 2:11, Joel 2:31; Sof. 1:14; Mala. 4:5; cf. Hachos 2:20). Puede concederse que estas palabras podrían tener tal interpretación si se toman aisladamente. Los que así las explican, destacan que el Apocalipsis centra la atención en el gran día final del Señor y en los acontecimientos que conducen a él (ver com. Apoc. 1:1). Estar “en el Espíritu en el día del Señor” quizá pudiera entenderse como que significa ser arrebatado en visión a través del tiempo para presenciar acontecimientos relacionados con el día del Señor.
Sin embargo, hay razones para rechazar esta interpretación. En primer lugar, cuando la frase “día del Señor” claramente designa el gran día de Dios, el texto griego siempre dice h’méra tou kuríou o h’méra kúriou (1Co_5:5; 2Co_1:14; 1Th_5:2; 2Pe_3:10). En segundo lugar, el contexto (Apoc. 1:9-10) sugiere que el “día del Señor” se refiere al tiempo cuando Juan contempló la visión y no al tema de la visión. De modo que Juan da su ubicación: “la isla llamada Patmos” (Apoc. 1:9); la razón por la cual está allí: “por causa de las palabras de Dios” (Apoc. 1:9), y su estado durante la visión: “en el Espíritu”. Todas estas frases tienen que ver con las circunstancias en las cuales le fue dada la visión, y es lógico concluir que la cuarta también coincide al dar el tiempo específico de la revelación. La mayoría de los expositores apoyan esta conclusión.


Aunque la expresión kuriak’ heméra es única en la Escritura, tiene una larga historia en el griego postbíblico. Como forma abreviada, kuriak’ es un término común en los escritos de los padres de la iglesia para designar al primer día de la semana, y en el griego moderno kuriaké es el nombre del domingo. Su equivalente latino dominica dies designa el mismo día, y ha pasado a varios idiomas modernos como domingo, y en francés como dimanche. Por eso muchos eruditos sostienen que kuriak’ h’méra en este pasaje también se refiere al domingo, y que Juan no sólo recibió su visión en este día, sino que también lo reconoció como “el día del Señor” quizá porque en ese día Cristo resucitó de los muertos.
Hay razones negativas y positivas para rechazar esta interpretación. En primer lugar está el reconocido principio del método histórico; es decir, que una alusión debe ser interpretada solamente por medio de evidencias anteriores a ella o contemporáneas con ella, y no por datos históricos de un período posterior. Este principio tiene mucha importancia en el problema del significado de la expresión “día del Señor” tal como aparece en este pasaje. Aunque este término es frecuente en los padres de la iglesia para indicar el domingo, la primera evidencia decisiva de tal uso no aparece sino hasta fines del siglo II en el libro apócrifo Evangelio según Pedro (9, 12), donde el día de la resurrección de Cristo se denomina “día del Señor”. Como este documento fue escrito por lo menos tres cuartos de siglo después de que Juan escribió el Apocalipsis, no puede presentarse como una prueba de que la frase “día del Señor” en el tiempo de Juan se refería al domingo. Podrían citarse numerosos ejemplos para mostrar la rapidez con que las palabras pueden cambiar de significado. Por lo tanto, el significado de “día del Señor” se determina mejor en este caso recurriendo a las Escrituras antes que a la literatura posterior.
En cuanto al aspecto positivo de esta cuestión, está el hecho de que aunque la Escritura en ninguna parte indica que el domingo tiene alguna relación religiosa con el Señor, repetidas veces reconoce que el séptimo día, el sábado, es el día especial del Señor. Se nos dice que Dios bendijo y santificó el séptimo día (Gen_2:3); lo constituyó como recordativo de su obra de creación (Exo_20:11); lo llamó específicamente “mi día santo” (Isa_58:13); y Jesús se proclamó como “Señor aún del día de reposo [sábado]” (Mar_2:28), en el sentido de que como Señor de los hombres era también Señor de lo que fue hecho para el hombre: el sábado. De manera que cuando se interpreta la frase “día del Señor” de acuerdo con pruebas anteriores y contemporáneas del tiempo de Juan, se concluye que hay sólo un día al cual puede referirse, y ése es el sábado, el séptimo día. Ver 2JT 411; HAp 464.


Los descubrimientos arqueológicos han proyectado más luz sobre la expresión kuriak’ h’méra. Papiros e inscripciones del período imperial de la historia romana, hallados en Egipto y Asia Menor, emplean la palabra kuriakós (el masculino de kuriak’) para referirse a la tesorería y el servicio imperial. Esto es comprensible, pues el emperador romano a menudo era llamado en griego el kúrios, “señor”, y por consiguiente su tesorería y servicio eran la “tesorería del señor” y “el servicio del señor”. Por lo tanto kuriakós era una palabra familiar en el idioma oficial romano para las cosas relacionadas con el emperador. Una de esas inscripciones procede de una época tan antigua como lo es el año 68 d. C. De manera que es claro que este uso de kuriakós era corriente en el tiempo de Juan (ver Adolf Deissmann, Light From the Ancient East, pp. 357-361).
En esta misma inscripción aparece una referencia a un día al que se le dio el nombre de la emperatriz Julia, o Livia como es mejor conocida.
En otras inscripciones de Egipto y de Asia Menor aparece con frecuencia el término sebast’, el equivalente griego de Augustus, como nombre de un día. Sin duda éstas son referencias a días especiales en honor del emperador (ver Deissmann, loc. cit.). Algunos han sugerido que la expresión kuriak’ h’méra, como la usa Juan, también se refiere a un día imperial; pero esto parece dudoso por dos razones. Primero: aunque había días imperiales y el término kuriakós se usaba para otras cosas relativas al emperador, aún no se ha encontrado ningún caso en que kuriak’ se hubiera aplicado a un día imperial. Esto, por supuesto, no es una prueba final, porque es un argumento basado en el silencio. Pero el segundo argumento que puede esgrimirse contra la identificación de kuriak’ h’méra de Juan con un día imperial, parece ser concluyente: se sabe que tanto los judíos del siglo I (ver Josefo, Guerra vii. 101), como los cristianos, por lo menos en el siglo II (ver Martirio de Policarpo 8), se negaron a llamar al César kúrios, “señor”. Por lo tanto, llega a ser extremadamente difícil pensar que Juan se hubiera referido a un día imperial como el “día del Señor”, especialmente en sin tiempo cuando él y sus hermanos cristianos eran terriblemente perseguidos por negarse a adorar al emperador (ver pp. 738-740). Es más probable que Juan escogiera la expresión kuriak’ h’méra para referirse al sábado, como un medio sutil de proclamar el hecho de que así como el emperador tenía días especiales dedicados en su honor, así también el Señor de Juan, por amor de quien ahora sufría, también tenía su día especial. Para un estudio del origen de la observancia del día domingo y de la designación del domingo como “día del Señor”, ver com. Dan_7:25 y HAp 464-465.
Algunos estudiosos han sugerido que kuriak’ h’méra debe entenderse como “domingo de pascua”. Esta frase se usó posteriormente para designar a la fiesta anual que recordaba la resurrección de Jesús. Sin embargo, esta explicación no necesariamente se aplica al siglo I. Por lo tanto, no sirve para aclarar este pasaje.

Solicita información por whatsapp: https://wa.me/50488227864

Los tres espíritus inmundos / Apoc. 16:13

Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; Apocalipsis 16: 13.

La boca es el instrumento del habla. Estos “tres espíritus inmundos” que salen de las bocas del “dragón”, de la “bestia” y del “falso profeta”, representan la política que esta triple unión religiosa proclamará al mundo, la cual se menciona en Apocalipsis 17: 2 como el “vino” de Babilonia, falsas enseñanzas que embriagan al mundo, que las hacen perder el juicio y la razón, para no ver la verdad. (ver com. Apoc. 16:14; Apoc. 17:2, Apoc. 17:6).

El Dragón

El primer miembro de esta triple unión religiosa se identifica generalmente con el espiritismo o con el paganismo. Este último consiste principalmente en la adoración de espíritus maléficos, y por eso se parece esencialmente al espiritismo moderno tal como se practica en los países cristianos. Muchos cristianos creyendo en el espiritismo buscan Mediums para según ellos comunicarse con sus muertos, otros creyendo que su ser querido a transcendido a otro nivel existencial creen en las apariciones que se manifiestan por medio de los demonios (Ver com. Apoc. 12:3; Apoc. 13:1.)

La Bestia

En la profecía bíblica las bestias generalmente representan poderes políticos (Dan_7:3-7, Dan_7:17; Dan_8:3, Dan_8:5, Dan_8:20-21 ; cf. Rev_12:3; Rev_13:1). Esta bestia puede ser identificada como Satanás que obra por medio de esos instrumentos políticos, que se han sometido a su dominio a través de la historia.

El Falso Profeta

Evidentemente debe identificarse con la segunda bestia del Apoc. 13:11-17 (ver com. Apoc.16:11), que apoya a la primera bestia de los Apoc. 16:1-10, y que por medio de los milagros que tiene el poder de hacer en presencia de la bestia (Apoc. 16:12-14), engaña a los hombres para que le hagan a ésta una “imagen”. Cf. Apoc. 19:20; Apoc. 20:10.

Tres espíritus inmundos

Los defensores de ambas opiniones concuerdan en identificar al “dragón”, la “bestia” y el “falso profeta”, con el espiritismo moderno (CS 645) o paganismo, el papado, y el protestantismo apóstata (cf. Apoc. 13:4, Apoc. 13:14-15; Apoc. 19:20; Apoc. 20:10), respectivamente. Los “tres espíritus inmundos” evidentemente simbolizan o representan a este trío maléfico de poderes religiosos, que juntos constituyen la “gran Babilonia” de los últimos días (Apoc.16:13-14, Apoc.16:18-19; ver com. Apoc. 16:19; Rev_17:5).


A manera de ranas.
Tal vez no deba atribuirse ningún significado a esta comparación, que quizá sólo tiene el propósito de destacar lo repulsivo que son los “tres espíritus inmundos” delante de Dios.

Comunicarse por WhatsApp

La Crisis Venidera

La crisis de los siglos

Nos hallamos en el mismo umbral de la crisis de los siglos. En rápida sucesión se seguirán unos a otros los castigos de Dios: incendio e inundaciones, terremotos, guerras y derramamiento de sangre. No debemos quedar sorprendidos en este tiempo por acontecimientos grandes y decisivos; porque el ángel de la misericordia no puede permanecer mucho más tiempo para proteger a los impenitentes.—La Historia de Profetas y Reyes, 208. SC 65.1

La hora de crisis va avecinándose gradualmente. El sol brilla en el cielo, recorriendo su camino habitual, y los cielos todavía declaran la gloria de Dios. Los hombres siguen comiendo y bebiendo, plantando y edificando, casándose y dándose en casamiento. Los comerciantes continúan comprando y vendiendo. Los hombres se atropellan mutuamente por alcanzar el puesto más alto. Los amantes de los placeres siguen aglomerándose en los teatros, en las carreras de caballos, y en los antros de juego. Prevalece la más alta excitación, y sin embargo el tiempo de gracia está terminando rápidamente, y cada caso está por ser decidido para la eternidad. Satanás ve que su tiempo es corto. El ha puesto en acción a todos sus agentes a fin de que los hombres sean engañados, estén alucinados, ocupados y fascinados hasta que el día de gracia termine, y la puerta de la misericordia se cierre para siempre.—The Southern Watchman, 3 de octubre de 1905. SC 65.2

La transgresión casi ha llegado a su límite máximo. La confusión llena el mundo, y pronto ha de venir sobre los seres humanos un gran terror. El fin está muy cerca. Nosotros, que conocemos la verdad, hemos de prepararnos para lo que pronto ha de irrumpir sobre el mundo como una sorpresa agobiadora.—Testimonies for the Church 8:28. SC 65.3

En este tiempo en que prevalece la iniquidad, podemos saber que la última crisis está por llegar. Cuando el desafío a la ley de Dios sea casi universal, cuando su pueblo esté oprimido y afligido por sus semejantes, el Señor se interpondrá.—Lecciones Prácticas del Gran Maestro, 165. SC 66.1

Estamos en el umbral de grandes y solemnes acontecimientos. Las profecías se están cumpliendo. La historia, extraña y llena de sucesos, está registrándose en los libros del cielo. Todo en nuestro mundo está en agitación. Hay guerras y rumores de guerras. Las naciones están airadas, y ha llegado el tiempo en que deben ser juzgados los muertos. Los acontecimientos están cambiando para traer el gran día de Dios, que se apresura grandemente. Queda, por así decirlo, solamente un momento de tiempo. Pero aunque ya se levanta nación contra nación, y reino contra reino, no hay todavía conflagración general. Todavía los cuatro vientos son retenidos hasta que los siervos de Dios sean sellados en sus frentes. Entonces las potencias de la tierra ordenarán sus fuerzas para la última gran batalla.—Joyas de los Testimonios 2:369

Estudiemos Daniel y el Apocalipsis

Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca. Apocalipsis 1:3. MSV76 28.1


Ha de proclamarse un mensaje que despierte a las iglesias. Ha de hacerse todo esfuerzo para dar la luz, no sólo a nuestro pueblo, sino al mundo. Se me ha instruido en el sentido de que las profecías de Daniel y el Apocalipsis deben imprimirse en libros pequeños, con las explicaciones necesarias, y deben enviarse al mundo entero. Nuestros mismos hermanos necesitan que se les presente la luz con más claridad.31 MSV76 28.2


Los que comen la carne y beben la sangre del Hijo de Dios sacarán de los libros de Daniel y el Apocalipsis la verdad inspirada por el Espíritu Santo. Pondrán en marcha fuerzas que no puedan ser reprimidas. Los labios de los niños se abrirán para proclamar los misterios que han estado ocultos… MSV76 28.3


Muchas de las profecías están por cumplirse en rápida sucesión. Todo elemento de poder está por ser puesto en acción. La historia pasada se repetirá; viejos conflictos resurgirán a una nueva vida, y el peligro asediará a los hijos de Dios por doquiera. La violencia está tomando posesión de la familia humana. Está saturando todas las cosas que hay sobre la tierra… MSV76 28.4


Estudiad el Apocalipsis en relación con Daniel, porque la historia se repetirá… Nosotros, con todas nuestras ventajas religiosas, debiéramos saber hoy mucho más de lo que sabemos. MSV76 28.5


Los ángeles anhelan contemplar la verdades que son reveladas a aquellos que, con corazón contrito, investigan la Palabra de Dios y oran para obtener mayores longitudes y anchuras y profundidades y alturas del conocimiento que sólo el Señor puede dar. MSV76 28.6


Al acercarnos al fin de la historia de este mundo, las profecías que se relacionan con los últimos días exigen especialmente nuestro estudio. El último libro del Nuevo Testamento está lleno de verdades que necesitamos entender. Satanás ha cegado las mentes de muchos de manera que aceptan con gozo cualquier excusa para no hacer del libro del Apocalipsis su tema de estudio. Pero Cristo, por medio de su siervo Juan, ha declarado aquí lo que será en los últimos días; y él dice: “Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas”.32 MSV76 28.7

Los símbolos de Apocalipsis 17

En el capítulo 17 del Apocalipsis se predice la destrucción de todas las iglesias que se corrompen mediante la devoción idólatra al servicio del papado, las cuales beben del vino de la ira de su fornicación. [Se cita Rev_17:1-4.]
Así se representa al poder papal, que con todo engaño de iniquidad por medio de una atracción superficial y un despliegue fastuoso engaña a las naciones, prometiéndoles -como Satanás a nuestros primeros padres- todo bien a los que reciban su marca y todo daño a los que se oponen a sus falacias. El poder que tiene la más profunda corrupción interior hará el mayor despliegue, y se vestirá con las más esmeradas señales de poder. La Biblia dice claramente que esto cubre una maldad corrompida y engañadora. “Y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA”.


¿Qué entidad le entrega su reino a este poder?
El Protestantismo, un poder que mientras tras afirma que tiene el carácter y el espíritu de un cordero y está aliado con el cielo, habla con la voz de un dragón. Está movido por un poder que procede de abajo (Carta 232, 1899).

Dios permitirá que Satanás y sus aliados lleven adelante su plan de aniquilar a los santos y lleguen hasta el punto de casi tener éxito en su empeño; pero cuando llegue el momento de dar el golpe final, Dios intervendrá para librar a su pueblo. Las huestes del mal, que son detenidas en el mismo acto de intentar matar a los santos, quedarán sin excusa delante del tribunal de justicia divina (ver Dan_12:1; cf. PE 282-285; CS 693-694; NB 128-129). No es entonces de extrañarse que Juan se maravillara al contemplar la culminación del gran drama del misterio de iniquidad (ver com. Rev_17:6).

Símbolos usados en Apoc. 17: 1-6

Ramera.
Gr. pórn’, “prostituta”, “ramera”. Pórn’ quizá tenga su origen en una palabra que significa “vender” o “exportar para la venta” objetos como esclavos. En Grecia las prostitutas generalmente eran esclavas compradas. Los profetas del AT a menudo comparan con una mujer adúltera al Israel apóstata que repetidas veces “fornicaba” yendo tras dioses paganos (Eze_23:30; cf. Isa_23:17; ver com. Eze_16:15). En cuanto a la comparación de la Babilonia simbólica con una ramera, ver com. Rev_17:5 (cf. Rev_17:2, Rev_17:4; Rev_19:2); y en cuanto a pasajes del AT cuyo sentido o palabras sean similares con los de Apoc. 17, ver com. Isa_47:1; Jer_25:12; Jer_50:1; Eze_26:13.


Está sentada sobre muchas aguas.
O sea que ejerce un poder despótico sobre muchos “pueblos” y “naciones” (Rev_17:15). La flexión del verbo griego presenta a la “gran ramera” ejerciendo su poder en forma continuada. La antigua ciudad de Babilonia estaba situada junto a las aguas del río Eufrates (ver com. Jer_50:12, Jer_50:38), moraba simbólicamente “entre muchas aguas” o pueblos (Jer_51:12-13; cf. Isa_8:7-8; Isa_14:6; Jer_50:23), así también a la Babilonia moderna se la presenta sentada o viviendo sobre los pueblos de la tierra, u oprimiéndoles (cf. com. Rev_16:12).

[Rev_17:2] Han fornicado.
Gr. pornéuo, verbo afín de pórn’ (ver com. Rev_17:1). Esta expresión equivale a “fornicar” en el AT (cf. Eze_23:30; Hos_4:12). Usada en sentido figurado, como aquí, se refiere a una alianza ilícita de los falsos cristianos con otro señor que no es Cristo. En este caso una unión político- religiosa entre una iglesia apóstata (ver com. Rev_17:5) y las naciones de la tierra. Cf. Isa_23:15, Isa_23:17.


Reyes de la tierra.
Es decir, poderes políticos (ver com. Rev_17:12) que pondrán su autoridad y sus recursos a disposición de la “gran ramera” (Rev_17:1; ver com. Rev_17:13), y por medio de los cuales ella intentará cumplir su propósito de matar a todo el pueblo de Dios (ver com. Rev_17:6, Rev_17:14) y gobernar a los “moradores de la tierra” (cf. Rev_17:8). Los “reyes de la tierra” serán sus cómplices en ese crimen.


Los moradores.
Los habitantes de la tierra serán engañados (cf. com. Rev_17:8) para que cooperen con la política de la gran ramera (cf. Rev_13:8). Este engaño se deberá al proceder de los dirigentes religiosos.

Embriagado.
Una embriaguez completa. Las facultades normales de la razón y el juicio quedarán embotadas y la percepción espiritual entorpecida. Cf. Jer_51:7; 2Th_2:9-10; Rev_13:3-4, Rev_13:7, Rev_13:18; Rev_14:8; Rev_18:3, Rev_18:23; Rev_19:20. Nótese que esta embriaguez de los moradores de la tierra se menciona después de referirse a la alianza ilícita entre Babilonia y los reyes de la tierra. Sin duda Babilonia obrará por intermedio de los reyes de la tierra para poder dominar a quienes no se han sometido a ella voluntariamente. Son engañados los gobernantes y los gobernados (CS 682).

Con el vino.
O sea al beber el vino. Este “vino” es la política engañosa de Satanás para someter a todo el mundo bajo su dominio, además de las mentiras y las “señales” con las cuales promueve su política (cf. Rev_13:13-14; Rev_18:23; Rev_19:20).

De su fornicación.
O, es decir, “su prostitución”. La alianza entre el cristianismo apóstata y los poderes políticos de la tierra, es el medio por el cual Satanás se propone unir al mundo bajo su liderazgo.

Mujer.
Los profetas del AT repetidas veces comparan al pueblo de Dios que ha apostatado con una ramera (cf. Eze_16:15-58; Eze_23:2-21; Hos_2:5; Hos_3:1; etc.). Esta “mujer” la “gran ramera” (Rev_17:1), la simbólica “Babilonia la grande” (Rev_17:5) -, es culpable de “la sangre… de todos los que han sido muertos en la tierra” (Rev_18:24) sin duda a través de la historia. La Babilonia simbólica constituye la oposición religiosa organizada contra el pueblo de Dios, probablemente a través de toda la historia pero aquí específicamente en el tiempo del fin (ver com. Rev_17:5).

Sentada.
La flexión del verbo denota una acción continuada. En el Rev_17:1 se presenta a la “gran ramera” ejerciendo dominio religioso directo sobre los seres humanos; aquí, dirigiendo la política del gobierno civil (ver com. Rev_17:18). Una característica continua del cristianismo apóstata ha sido la de unir la iglesia con el Estado para consolidar el dominio religioso sobre la política (cf. t. IV, p. 863). Compárese con la declaración de nuestro Señor de que su “reino” no es “de este mundo” (Joh_18:36).

Bestia.
En la profecía bíblica las bestias generalmente representan poderes políticos (Dan_7:3-7, Dan_7:17; Dan_8:3, Dan_8:5, Dan_8:20-21 ; cf. Rev_12:3; Rev_13:1). El color de esta bestia puede insinuar que es el compendio del mal, así como los nombres de blasfemia que la cubren indican que se opone a Dios. Por lo tanto, esta bestia puede ser identificada como Satanás que obra por medio de esos instrumentos políticos, que se han sometido a su dominio a través de la historia.
Esta bestia se parece en ciertos aspectos al gran dragón bermejo del Rev_12:3, y en otros, a la bestia semejante a un leopardo del Rev_13:1-2. El contexto hace parecer más estrecha esta última relación. La diferencia principal entre la bestia del cap. 13 y la del cap. 17 es que en la primera, que se identifica con el papado, no se hace distinción entre los aspectos religioso y político del poder papal, mientras que en la segunda los dos son distintos: la bestia y la mujer representan al poder político y religioso respectivamente.

Escarlata.
O “carmesí”, un color brillante que llama la atención. En Isa_1:18 el carmesí es el color del pecado. Compárese con el “gran dragón escarlata” de Rev_12:3.

Nombre de blasfemia.
O “nombres blasfemos” (ver com. Mar_2:7; Mar_7:22). En Rev_13:1 (ver el comentario respectivo) los nombres están sobre las siete cabezas; aquí se hallan esparcidos por toda la bestia. Estos nombres indican el carácter de la bestia, intenta usurpar las prerrogativas de la Deidad. El hecho de que esté “llena” de nombres blasfemos, indica que está completamente dedicada a lograr sus propósitos. Cf. Isa_14:13-14; Jer_50:29, Jer_50:31; Dan_7:8, Dan_7:11, Dan_7:20, Dan_7:25; Dan_11:36-37.

BABILONIA LA GRANDE.
La Babilonia simbólica puede considerarse en cierto sentido como una representación de los sistemas religiosos apóstatas a través de la historia; pero “Babilonia la grande” simboliza en un sentido especial a las religiones apóstatas que se unirán en el tiempo del fin (ver com. Rev_14:8; Rev_16:13-14; Rev_18:24). En el Rev_17:18 se llama a la Babilonia simbólica “la gran ciudad” (cf. Rev_16:19; Rev_18:18); pero ahora es llamada “la grande” porque este capítulo trata más particularmente con el gran esfuerzo final de Satanás para lograr la lealtad de la raza humana por medio de la religión. “Babilonia la grande” es el nombre con el que la Inspiración se refiere a la gran triple unión religiosa del papado, el protestantismo apóstata y el espiritismo (ver com. Rev_16:13, Rev_16:18-19; cf. com. Rev_14:8; Rev_18:2; cf. CS 645;Dan_4:30; Zec_10:2-3; Zec_11:3-9). El nombre “Babilonia” se refiere a las organizaciones y a sus dirigentes, y no tanto a sus miembros, los cuales son llamados “muchas aguas” (Rev_17:1, Rev_17:15) y los “moradores de la tierra” (Rev_17:2; cf. Rev_17:8).


MADRE DE LAS RAMERAS.
Como ya se hizo notar, “Babilonia la grande” incluye al protestantismo apóstata en el tiempo que aquí se considera; por lo tanto, las hijas de esta “madre” son las diversas organizaciones religiosas que componen el protestantismo apóstata.

[Rev_17:6] Ebria.
Ver com. Rev_17:2. En sentido general puede decirse que Babilonia está “ebria” con la sangre de los mártires de todos los siglos (cf. Rev_18:24); pero en un sentido más inmediato, con la de los mártires futuros durante las escenas finales de la historia del mundo. Dios considera culpable a Babilonia de la sangre de aquellos cuya muerte decretará, pero que se le impedirá matar (ver CS 686). Babilonia está completamente embriagada por su éxito en lo pasado al perseguir a los santos (ver com. Dan_7:25; Mat_24:21; cf. Rev_6:9-11; Rev_18:24), y también por la perspectiva de que pronto tendrá la satisfacción de completar su sangrienta tarea (ver coro. Rev_16:6; Rev_17:14; cf. CS 686).

Quedé asombrado con gran asombro.
El texto griego refleja una expresión idiomática típicamente hebrea. El ángel había llamado a Juan para que fuera testigo de la sentencia que se pronunciaría contra Babilonia, la prostituta religiosa (Rev_17:1), y el apóstol quizá esperaba ver un cuadro de completa ruina y degradación; pero en vez de esto vio a una mujer vestida con atavíos costosos y magníficos, en estado de embriaguez y sentada sobre una espantosa bestia. Un ángel ya le había dicho algo a Juan acerca de esta “mujer” corrompida (Rev_14:8; Rev_16:18-19); pero ahora se le presenta un relato más completo y asombroso de sus crímenes. Lo que Juan ve lo deja sumamente atónito. Su asombro supera a cualquier otro que exprese en el Apocalipsis.
Los crímenes de la Babilonia simbólica, tal como se exponen en la acusación del ángel, pueden enumerarse como sigue (cf. com. Rev_18:4):

  1. Seducción. Cuando seduce a los reyes de la tierra para que accedan a una unión ilícita con ella, con el propósito de promover sus propios designios siniestros (ver com. Rev_17:2; Rev_18:3).
  2. Despotismo opresor. Al sentarse sobre “muchas aguas” para oprimir a los pueblos de la tierra (ver com. Rev_17:1).
  3. Contribuye a la delincuencia humana. Cuando hace que los habitantes de la tierra -excepto los santos- se embriaguen con el 866 vino de su política, convirtiéndolos así en los cómplices de su trampa impía (ver com. Rev_17:2). Por su “fornicación” ha “corrompido a la tierra” (Rev_19:2).
    4.Embriguez. Esta embriaguez “con la sangre de los santos” es porque la habían ofendido al negarse a beber de su vino maléfico de error o a someterse a su ambición de gobernar la tierra.
    5.Asesinato y tentativa de asesinato. Cuando tramó el asesinato de la esposa de Cristo, la “mujer” del cap. 12 (ver com. Rev_17:6, Rev_17:14; Rev_18:24).

Videos relacionados en Facebook:

¿Dónde estamos proféticamente?

Esta pregunta lo contestan fácilmente los que están dado seguimientos a los eventos mundiales. Pero para aquellos que esperan una respuesta les dejo las siguientes imágenes, no sin antes amonestar, que lo más importante es estar preparados y a haber entregado nuestra vida al Creador.

Puede pausar y avanzar con las flechas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Descargar como diapositiva 15MB: https://smarturl.it/DondeEstamosPPTX
Descargar como PDF: https://smarturl.it/DondeEstamosPDF
Puede modificar y mejorar. Acá no hay derechos de autor.

Compilado:

Freddy Silva Whatsapp

WHATSAPP

Ley Dominical FacebookLey Dominical GrupoLey Dominical LibrosLey Dominical Videos

 

LA IGLESIA QUE DIOS VOMITARA DE SU BOCA

LAODICEA.png

EL MENSAJE A LAODICEA

Apocalipsis 3:14-21

14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:

15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!

16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

1) ¿A quiénes se aplica el mensaje a Laodicea?

“El mensaje de Laodicea se aplica a los hijos de Dios que profesan creer en la verdad presente.  La mayoría de ellos son tibios y sólo profesan la verdad.  Tienen el nombre de cristianos, pero nada de celo.(1JT 477)

“El mensaje a la iglesia de Laodicea es una denuncia sorprendente y se aplica al actual pueblo de Dios.” (1 JT 327))

2) ¿Qué clase de personas son los “tibios”?

“Dios indicó que quería, en el corazón de la obra, hombres que corrigiesen el estado de cosas que existía allí y permaneciesen como fieles centinelas en su puesto del deber.  Les ha dado luz con respecto a todo punto, para instruirlos, estimularlos y confirmarlos, según lo requería el caso.  Pero no obstante todo esto, los que debieran ser fieles y veraces, fervientes en el celo cristiano y de espíritu misericordioso, los que debieran conocer y amar fervientemente a Jesús, ayudan al enemigo a debilitar y desalentar a aquellos a quienes Dios está empleando para fortalecer la obra.  El término «tibio» se aplica a esta clase de personas.  Profesan amar la verdad, pero son deficientes en la devoción y el fervor cristiano.  No se atreven a abandonar del todo la verdad y correr el riesgo de los incrédulos; pero no están dispuestos a morir al yo y seguir de cerca los principios de su fe. (1JT 477)

3) ¿Qué reacción le producen a Jesús los tibios?

El Testigo Fiel aborrece esa tibieza.  Abomina la indiferencia de esa clase de personas.  Dice:  «¡Ojalá fueses frío, o caliente!»» (Apoc. 3:15.) Como el agua tibia, le causan náuseas.  No son ni despreocupados ni egoístamente tercos.  No se empeñan cabal y cordialmente en la obra de Dios, identificándose con sus intereses; sino que se mantienen apartados y están listos para abandonar su puesto cuando lo exigen sus intereses personales y mundanos.  Falta en su corazón la obra interna de la gracia.  De los tales se dice: «Tú dices: Yo soy rico, y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de ninguna cosa; y no conoces que tú eres un cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudo.»  (Vers. 17.) (1 JT 478)

4) ¿Puede salvarse alguien en su condición de tibieza?

“Tal vez algunos digan que esperar el favor de Dios por nuestras buenas obras es exaltar nuestros propios méritos. A la verdad, no podemos comprar una sola victoria con nuestras buenas obras; sin embargo, no podemos ser vencedores sin ellas…El cumplimiento muerto y frío del deber no nos hace cristianos.  Debemos salir de la condición de tibieza y experimentar una verdadera conversión, o no llegaremos al cielo”. (1 JT 479)

“Existen aquellos que aunque dicen servir a Dios están testificando contra él. A los tales se les da el mensaje de la iglesia laodicense.  Cristo dice: «Conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente».  Cuando el ángel castigador pase por la tierra, Cristo no podrá decir de ellos: «No los toques.  Los tengo esculpidos en las palmas de mis manos».  No. El dice de esos cristianos a medias: «Los escupiré de mi boca.  Me repugnan» (Carta 44, 1903). (Citado en el 7CBA, p. 975)

5) ¿Están engañados los laodicenses?

“¡Qué mayor engaño puede penetrar en las mentes humanas que la confianza de que en ellos todo está bien cuando todo anda mal!  El mensaje del Testigo Fiel encuentra al pueblo de Dios sumido en un triste engaño, aunque crea sinceramente dicho engaño.  No sabe que su condición es deplorable a la vista de Dios.  Aunque aquellos a quienes se dirige el mensaje del Testigo Fiel se lisonjean de que se encuentran en una exaltada condición espiritual, dicho mensaje quebranta su seguridad con la sorprendente denuncia de su verdadera condición de ceguera, pobreza y miseria espirituales.  Este testimonio tan penetrante y severo no puede ser un error porque es el Testigo Fiel el que habla y su testimonio debe ser correcto.”

“A los que se sienten seguros por causa de sus progresos y se creen ricos en conocimiento espiritual, les cuesta recibir el mensaje que declara que están engañados y necesitan toda gracia espiritual.  El corazón que no ha sido santificado es engañoso «más que todas las cosas, y perverso.»» (Jer. 17: 9.) Se me mostró que muchos se ilusionan creyéndose buenos cristianos, aunque no tienen un solo rayo de la luz de Jesús.  No tienen una viva experiencia personal en la vida divina.  Necesitan humillarse profunda y cabalmente delante de Dios antes de sentir su verdadera necesidad de realizar esfuerzos fervientes y perseverantes para obtener los preciosos dones del Espíritu.” (1 JT 327 – 328)

6) ¿Cuál es la única esperanza de los laodicenses?

“La única esperanza de los laodicenses consiste en tener una visión más clara de su situación delante de Dios, un conocimiento de la naturaleza de su enfermedad.  No son ni fríos ni calientes; ocupan una posición neutral, y al mismo tiempo se lisonjean de que no les falta nada.”  (1 JT 477 – 478)

7)  La verdadera condición de los laodicenses.

a) ¿Porqué son peores que los incrédulos?

Los cristianos a medias son peor que los incrédulos, pues sus palabras engañosas y su posición evasiva descarrían a muchos.  El incrédulo se muestra tal como es.  El cristiano tibio engaña a ambas partes.  Ni es un buen mundano ni un buen cristiano.  Satanás lo usa para hacer una obra que ningún otro puede hacer.” (Carta 44, 1903). (Citado en el CBA, t. 7, p.975).

a) El pecado prevalece entre el pueblo de Dios.

Como pueblo, estamos triunfando en la claridad y fuerza de la verdad.  Somos plenamente sostenidos en nuestra posición por una abrumadora cantidad de claros testimonios bíblicos.  Pero somos muy deficientes en humildad, paciencia, fe, amor, abnegación, vigilancia y espíritu de sacrificio según la Biblia.  Necesitamos cultivar la santidad bíblica.  El pecado prevalece entre el pueblo de Dios.  El claro mensaje de reprensión enviado a los laodicenses no es recibido.  Muchos se aferran a sus dudas y pecados predilectos, a la par que están tan engañados que hablan y sienten como si nada necesitasen.  Piensan que es innecesario el testimonio de reproche del Espíritu de Dios, o que no se refiere a ellos.  Los tales se hallan en la mayor necesidad de la gracia de Dios y de discernimiento espiritual para poder descubrir su falta de conocimiento espiritual.  Les falta casi toda cualidad necesaria para perfeccionar un carácter cristiano. No tienen el conocimiento práctico de la verdad bíblica que induce a la humildad en la vida y a conformar la voluntad a la de Cristo.  No viven obedeciendo a todos los requerimientos de Dios.” (1JT 328 – 329)

b)Falta de entrega total

“Nadie puede ocupar una posición neutral; no existe una posición intermedia, en la que no se ame a Dios y tampoco se sirva al enemigo de la justicia.  Cristo ha de vivir en sus agentes humanos, obrar por medio de sus facultades y actuar por sus habilidades.  Ellos deben someter su voluntad a la de Cristo y obrar con su Espíritu.  Entonces, ya no son ellos los que viven, sino que Cristo vive en ellos.  Quien no se entrega por entero a Dios se ve gobernado por otro poder y escucha otra voz, cuyas sugestiones revisten un carácter completamente distinto.  El servicio a medias coloca al agente humano del  lado del enemigo, como aliado eficaz de los ejércitos de las tinieblas.  Cuándo los que profesan ser soldados de Cristo se unen a la confederación de Satanás y colaboran con él, se revelan  como enemigos de Cristo.  Traicionan cometidos sagrados.  Constituyen un eslabón entre Satanás y los soldados fieles; y por medio de dichos agentes el enemigo trabaja constantemente para seducir los corazones de los soldados de Cristo.” (DMJ 80)

c) No condenan lo malo y sostienen la justicia.

“No es suficiente el simple hecho de profesar creer la verdad.  Todos los soldados de la cruz de Cristo se obligan virtualmente a entrar en la cruzada contra el adversario de las almas, a condenar lo malo y sostener la justicia.  Pero el mensaje del Testigo Fiel revela el hecho de que nuestro pueblo está sumido en un terrible engaño, que impone la necesidad de amonestarlo para que interrumpa su sueño espiritual y se levante a cumplir una acción decidida.” (1 JT 328-329)

d) Espiritu de conformismo y suficiencia.

“En mi última visión se me mostró que este mensaje decidido del Testigo Fiel no ha cumplido aún el designio de Dios.  La gente duerme en sus pecados.  Continúa declarándose rica, y sin necesidad de nada.  Muchos preguntan: ¿Por qué se dan todos estos reproches? ¿Por qué los Testimonios nos acusan continuamente de apostasía y graves pecados?  Amamos la verdad; estamos prosperando; no necesitamos esos testimonios de amonestación y reproche. Pero miren sus corazones estos murmuradores y comparen su vida con las enseñanzas prácticas de la Biblia; humillen sus almas delante de Dios; ilumine la gracia de Dios las tinieblas; y caerán las escamas de sus ojos y se percatarán de su verdadera pobreza y miseria espirituales.  Sentirán la necesidad de comprar oro, que es la fe y el amor puro; ropa blanca, que es el carácter inmaculado, purificado en la sangre de su amado Redentor; y colirio, que es la gracia de Dios, y que les dará un claro discernimiento de las cosas espirituales para descubrir el pecado.  Estas cosas son más preciosas que el oro de Ofir. (1 JT 329)

e) Amor al mundo, egoísmo, codicia.

“El peligro que han corrido los hijos de Dios durante los últimos años ha sido el amor al mundo. De éste han nacido los pecados del egoísmo y de la codicia.Cuan-to más obtienen de este mundo, tanto más fijan sus afectos en él; y tanto más procuran obtener. Dijo el ángel: «Es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja que para un rico entrar en el reino de Dios.» Sin embargo, muchos de los que profesan creer que poseemos la última nota de amonestación para el mundo, están esforzándose con toda su energía para colocarse en la situación en la cual es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja que para ellos entrar en el reino.”(1JT 41)

f) Está desapareciendo la fe en la segunda venida de Cristo.

“La fe en la pronta venida de Cristo se está desvaneciendo. «Mi Señor se tarda en venir»  (Mat. 24:48), es no sólo lo que se dice en el corazón, sino que se expresa en palabras y muy definidamente en las obras.  En este tiempo de vigilia, el estupor anubla los sentidos del pueblo de Dios con respecto a las señales de los tiempos.  La terrible iniquidad que tanto abunda requiere la mayor diligencia y el testimonio vivo para impedir que el pecado penetre en la iglesia.  La fe ha estado disminuyendo en grado temible, y únicamente el ejercicio puede hacerla aumentar.” (1 JT 330 – 331)

8) ¿Cuales son las causas de la ceguera espiritual?

Nota: señalaremos aquí sólo algunos puntos importantes a resaltar; sin olvidar que la causa principal de todos los problemas espirituales tienen siempre la misma raíz: la falta de comunión con Dios, mediante el estudio diario de su Palabra, la oración ferviente y la consagración total.

a) No querer recibir la corrección.

“Se me ha mostrado que la mayor razón por la cual los hijos de Dios se encuentran ahora en este estado de ceguera espiritual, es que no quieren recibir la corrección. Muchos han despreciado los reproches y amonestaciones que se les dirigieron.  El Testigo Fiel condena la tibieza de los hijos de Dios, que confiere a Satanás gran poder sobre ellos en este tiempo de espera y vigilancia.  Los egoístas, los orgullosos y los amantes del pecado se ven siempre asaltados por dudas.  Satanás sabe sugerir dudas e idear objeciones contra el testimonio directo que Dios envía, y muchos piensan que es una virtud, un indicio de inteligencia ser incrédulos, dudar y argüir.  Los que desean dudar tendrán bastante oportunidad de hacerlo.  Dios no se propone suprimir todo motivo de incredulidad.  El da evidencias que deben ser investigadas cuidadosamente con mente humilde y espíritu dispuesto a recibir enseñanza; y todos deben decidir por el peso de las evidencias.” (1 JT 329)

b) Rechazo o ignorancia de los testimonios.

“No sólo los que rechazan los Testimonios o albergan dudas con respecto a ellos están en terreno peligroso. Despreciar la luz es rechazarla.” (2T 290)

“Muchos contrarían directamente la luz que Dios ha dado a su pueblo, porque no leen los libros que contienen la luz y el conocimiento, en reconvenciones, reprensiones y amonestaciones.  Los cuidados del mundo, el amor a la moda y la falta de religión han desviado la atención de la luz que Dios nos ha concedido tan misericordiosamente, mientras que libros y periódicos que contienen errores inundan todo el país.  Por doquiera están aumentando el escepticismo y la incredulidad.  La preciosa luz que proviene del trono de Dios se oculta bajo un almud.  Dios hará a su pueblo responsable de esta negligencia.  Habrá que darle cuenta de todo rayo de luz que él ha dejado brillar sobre nuestra senda, sea que la hayamos aprovechado para progresar en las cosas divinas, o rechazado porque nos resultaba más agradable seguir nuestras inclinaciones.” 2 JT 291

Los tomos del «Espíritu de Profecía,» y también los Testimonios deben ser introducidos en toda familia observadora del sábado, y los hermanos deben conocer su valor y ser instados a leerlos. . . Debieran estar en la biblioteca de cada familia, y ser leídos a menudo. Guárdense donde puedan ser leídos por muchos.” 2 JT 291.

c) Mensajes tibios desde los púlpitos.

“Mi corazón se llena de angustia cuando pienso en los mensajes tibios que dan algunos de nuestros ministros, cuando llevan un mensaje de vida o muerte.  Los ministros están dormidos; los miembros laicos también; y el mundo perece en el pecado.  Dios ayude a su pueblo a despertarse, a andar y obrar como hombres y mujeres que están en el umbral del mundo eterno.  Pronto una terrible sorpresa sobrecogerá a los habitantes del mundo.  Cristo vendrá repentinamente, con poder y grande gloria.  Entonces no habrá tiempo para prepararse para recibirlo. Ahora es el tiempo en que hemos de dar el mensaje de advertencia.” (3 JT 220)

10) ¿Qué remedio ofrece Jesús a Laodicea?

 Arrepentimiento:

Estimados hermanos y hermanas: El Señor me ha mostrado en visión algo concerniente a la tibieza actual de la iglesia, y os lo relataré.  La iglesia me fue presentada en visión.  Dijo el ángel a la iglesia: «Jesús te habla: ‘Sé celoso y arrepiéntete'» (Apoc. 3: 19.) Vi que esta obra ha de ser emprendida con fervor. Hay algo de que arrepentirse.  La mentalidad mundanal, el egoísmo y la codicia han estado carcomiendo la espiritualidad y la vida del pueblo de Dios.”(1 JT 41)

Comprar de Jesús:

La compra que Cristo nos recomienda consiste tan sólo en cumplir con las condiciones que él nos ha dado.  La verdadera gracia, que es de valor inestimable, y que soportará la prueba y la adversidad, se obtiene únicamente por la fe y por una obediencia humilde acompañada de oración.  Las gracias que soportan las pruebas de la aflicción y la persecución, y la evidencia de su pureza y sinceridad, son el oro que es probado en el fuego y hallado puro.  Cristo ofrece vender al hombre este precioso tesoro: «Yo te amonesto que de mí compres oro afinado en fuego.» (1 JT 479) [ver 1ª Pedro 1: 6, 7 ].

El remedio de Dios:

“La fe y el amor son el oro puro, o las verdaderas riquezas que el Testigo Fiel les aconseja a los tibios que compren. . .

“El Testigo Fiel nos aconseja que compremos de él oro afinado en el fuego, vestiduras blancas y colirio. . .

“El oro probado en el fuego que se recomienda aquí, es la fe y el amor.  Enriquece el corazón, porque se lo ha refinado hasta su máxima pureza, y cuanto más se lo prueba, tanto más resplandece.  La vestidura blanca es la pureza de carácterla justicia de Cristo impartida al pecador.  Es a la verdad una vestidura de tejido celestial, que puede comprarse únicamente de Cristo, para una vida de obediencia voluntaria.  El colirio es aquella sabiduría y gracia que nos habilitan para discernir entre lo malo y lo bueno, y para reconocer el pecado bajo cualquier disfraz.  Dios ha dado a su iglesia ojos que él quiere que sean ungidos con sabiduría para que vean claramente; pero muchos sacarían los ojos de la iglesia si pudiesen, porque no quieren que sus obras salgan a luz, no sea que resulten reprendidos.  El colirio divino impartirá claridad al entendimiento.  Cristo es el depositario de todas las gracias.  El dice:  «Yo te amonesto que de mi compres.»  (Apoc. 3:18.) (1 JT 478 – 479)

11) ¿Será sin sacrificio que obtendremos las gracias ofrecidas?

“La obra que consiste en podarnos y purificamos para el cielo, es una obra grande y nos costará mucho sufrimiento y prueba, porque nuestra voluntad no quiere sujetarse a la de Cristo.  Debemos pasar por el horno de fuego hasta que éste haya consumido la escoria y seamos purificados y reflejemos la imagen divina.  Los que siguen sus inclinaciones y se rigen por las apariencias no son buenos jueces de lo que Dios está haciendo.  Están llenos de descontento.  Ven fracaso donde hay en verdad triunfo, y gran pérdida donde hay ganancia; como Jacob, están listos para exclamar: «Contra mí son todas estas cosas»  (Gén. 42: 36), cuando las mismas cosas de las cuales se quejan obran para su propio bien.”

“Sin cruz no hay corona. ¿Cómo puede uno hacerse fuerte en el Señor sin pruebas?  Para tener fuerza, debemos ejercitarnos.  Para tener fe energética, debemos estar colocados en circunstancias donde nuestra fe se ejercitará.  Precisamente antes de su martirio, el apóstol Pablo exhortó así a Timoteo: «Sé participante de los trabajos del evangelio según la virtud de Dios.»  (2 Tim 1: 8.) Por medio de mucha tribulación es como hemos de entrar en el reino de Dios.  Nuestro Salvador fue probado de toda manera posible, y sin embargo triunfó continuamente en Dios.  Es nuestro privilegio ser fuertes en la fortaleza de Dios en todas las circunstancias y gloriarnos en la cruz de Cristo.(1 JT 482-483)

La vida eterna es de valor infinito y nos costará todo lo que poseemos.  Se me mostró que no estimamos debidamente las cosas eternas.  Todo lo que es digno de posesión, aún en este mundo, debe obtenerse mediante esfuerzo y a veces por el sacrificio más penoso.  Y ello es tan sólo para obtener un tesoro perecedero. ¿ Estaremos menos dispuestos a soportar conflictos y trabajos y a hacer esfuerzos fervientes y grandes sacrificios, para obtener un tesoro que es de valor incalculable y una vida que se mide con la del Infinito? ¿Puede el cielo costarnos demasiado?” (1 JT 330)

12) ¿Está mal dar un mensaje de alarma?

“Los más alarmantes mensajes serán presentados por hombres designados por Dios”.  (El evangelismo, p. 127).

13) Algunos obstáculos que nos dificultan salir de la tibieza.

a)  Una alimentación incorrecta.

“Los que se complacen en comer carne, en tomar té y en la glotonería, están sembrando semillas cuya cosecha será dolor y muerte.Los alimentos no saludables colocados en el estómago fortalecen los apetitos que combaten contra el alma, y así se desarrollan las propensiones inferiores. Un régimen a base de carne tiende a desarrollar la animalidad. El progreso de la animalidad disminuye la espirituali-dad, y hace que la mente resulte incapaz de comprender la verdad.” (CSRA 456)

b) La vida en las ciudades.

“Insto a nuestro pueblo a que convierta la búsqueda de la espiritualidad en la obra de su vida.  Cristo está a la puerta.  Por esto digo a nuestro pueblo: «No consideréis que es una privación el ser llamados a dejar las ciudades para trasladamos al campo.  Allí esperan abundantes bendiciones para los que deseen aprehenderlas.  Al contemplar las escenas de la naturaleza, las obras del Creador, y al estudiar la obra de la mano de Dios, seréis transformados imperceptiblemen-te a la misma imagen».-2MS 408

“Cuando los adventistas del séptimo día se establecen en ciudades donde ya existe una iglesia grande no están en su debido lugar y su espiritualidad se debilita más y más.  Sus hijos están expuestos a numerosas tentaciones.  Hermanos míos, a menos que seáis imprescindibles para el adelanto de la obra en un tal lugar, sería mucho más prudente que fuerais a un lugar donde la verdad no ha penetrado aún, y os esforzarais en dedicar vuestra capacidad a la obra del Maestro.” (3 JT 227)

c) El ambiente tibio de la iglesia.

«Al Señor le agradaría que los tibios, que creen que son religiosos, nunca hubieran mencionado su nombre.  Son una carga continua para los que anhelan ser fieles seguidores de Jesús.  Son una piedra de tropiezo para los incrédulos» (1T 188). (Citado en 7CBA, pág. 777)

Nota sugerente: aunque es muy difícil revertir el ambiente de la iglesia, podemos sin embargo experimentar un reavivamiento reuniéndos en grupos pequeños en las casas, una o dos veces por semana. Esto revitalizará la experiencia espiritual de los que se reúnan para estudiar la Palabra de Dios.

14) ¿Qué ocurrirá finalmente si no se obedece el consejo del testigo fiel y verdadero? ¿Se verá el Señor obligado a desplazar a la organización actual de la iglesia adventista de su posición privilegiada, y a trabajar con otro grupo más fiel?

Será quitado el candelero:

“Pero, ¡oh qué cuadro triste! Los que no se someten a la influencia del Espíritu Santo pronto pierden las bendiciones recibidas cuando reconocieron la verdad como procedente del cielo. Caerán en una formalidad fría sin espíritu; pierden su interés en las almas que perecen; han abandonado su primer amor. Y Cristo les dice: “Recuerda por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no , vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de tu lugar, si no te hubieres arrepentido”. Él retirará su Espíritu Santo de la iglesia, y lo dará a otros que lo aprecian. No existe una evidencia mayor de que los que han recibido gran luz no la aprecian, que la que presenta su negativa a permitir que la luz brille sobre los que están en tinieblas, y a dedicar su tiempo y sus energías a la celebración de formas y ceremonias. No se tienen pensamientos de la obra interna, de la necesidad de un corazón puro. La ausencia de armonía con Dios resulta evidente. La luz se oscurece y desaparece, el candelero ha sido quitado. Hay mucho ejercicio de una autoridad de factura humana en aquellos a los cuales Dios no ha dado su sabiduría porque no han sentido la necesidad de la sabiduría celestial. ” (Review and Herald, 16 – Julio – 1895).

2) “Se me ha instruido que diga que estas palabras [las de Apocalipsis 2: 4-5] son aplicables a las iglesias adventistas del séptimo día en su condición presente. Se ha perdido el amor de Dios, y esto significa la ausencia del amor mutuo. El yo, el yo, el yo, es complacido y lucha por la supremacía. ¿Por cuánto tiempo ha de continuar esta condición? A menos que haya una reconversión, habrá pronto una falta tan grande de piedad que las iglesias estarán representadas por la higuera sin fruto. A la iglesia le ha sido concedida gran luz. Ha tenido abundante oportunidad de llevar mucho fruto, pero ha venido el egoísmo a su medio. Y Dios dice: “quitaré tu candelero de tu lugar, si no te arrepientes.” (Review and Herald, 25 – Febrero – 1902)

“De aquellos que se jactan de su luz y sin embargo no andan en ella, Cristo dice: «Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y Sidón, que para vosotras.  Y tú, Capernaúm [adventistas del séptimo día, que han tenido gran luz], que eres levantada  hasta el cielo [en materia de privilegios], hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy«.-R  & H Agosto 1, 1893.

“La iglesia se encuentra en el estado laodicense.  La presencia de Dios no está en su medio”.-1NL 99 (1898). (Eventos de los últimos días, p. 50  – 51)

Una advertencia final:

Peligros de los postreros días.- “Estamos viviendo en un tiempo muy solemne e importante en la historia de esta tierra.  Nos vemos en medio de los peligros de los postreros días.  Está por sobrecogernos sucesos importantes y terribles. ¡Cuán necesario es que todos los que temen a Dios y aman su ley, se humillen delante de él y se aflijan y lamenten, confesando los pecados que han separado a Dios de su pueblo!  Lo que debe excitar la mayor alarma es que no sentimos ni comprendemos nuestra condición degradada, y que nos contentamos con permanecer como estamos.  Debemos acudir a la Palabra Dios y a la oración, buscando individualmente al Señor con fervor, para encontrarlo.  Debemos hacer de esto nuestro primer quehacer.  (1 JT 333)

22 Predicas del Pastor Andrew Henriques

andrews

 

22 Predicas del Pastor Andrew Henriques

(traducido por Claudiu Popa)
HispaTraduccion

1.- Papa fin Libertad de Conciencia, Lideres ASD Votan Si para OM

2.- Año de Jubileo 1 de 2 – La Triple Alianza – El Último Llamado a la Boda.

3.- Año de Jubileo 2 de 2 – Fin del Protestantismo

4.- El Papa visita EEUU Ciegos y Mudos – Ciegos y Mudos – Casas Divididas – Ni 1/20 No Están Preparados

5.- Papa sin cambio a pesar de las Excusas, Pueblo de Dios Ciegos Pobres y Desnudos

6.- Enciclica Papal Laudato Si Diosa Razon en Naciones Iglesias y Mentes Humanas (Parte 1)

6.- Enciclica Papal Laudato Si Diosa Razon en Naciones Iglesias y Mentes Humanas (Parte 2)

7.- Papa Llama para NOM ¡Hazle Frente! Lideres Remueven Pilares de Fe ¡Hazle Frente!

8.- Papa Vende Agenda a Alcaldes Gobernadores (Parte 1)

8.- Papa Vende Agenda a Alcaldes Gobernadores (Parte 2)

9.- Tiempo Para Marginar – Doug Batchelor Prohibido en las Iglesias ASD!

10.- Filadelfia vs Filadelfia (Apocalipsis 3: 7-13) Parte 1

10.- Filadelfia vs Filadelfia (Apocalipsis 3: 7-13) Parte 2

11.- Las Soluciones Universales del Papa Misa+Eucaristía! Muerte si Rechazas!
http://www.youtube.com/watch?v=9QwDxIjZMF4

12.- Papa Con los ataques de Paris entramos en la Tercera Guerra Mundial

13.- Lideres Piden Vigilancia Cerrando Iglesias Campos de Concentración ¿Sigue El Remanente

14.- Derechos de los Terroristas Revocados Detenidos Sin Juicio ¿ASD, los Siguientes Terroristas

15.- Escalera de Salvación 1º 2º Pasos (Cataclismos en dias santos papales y LDN)

16.- Escalera de Salvacion 3º Paso (Papa Jesús suplicó a Maria Políticos leyes pro-domingo

17.- Escalera de Salvacion 4º Paso (Religiones unidas-falso amor papal-lideres IASD promueven LGBT
https://wwww.youtube.com/watch?v=-6s8PWXvnDQ

18.- Escalera de Salvación 5º (Pacto entre Papado y Google)
http://www.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=ky9cANnsm4w

19.- Escalera de Salvacion 6º Paso (Papa+Apple preparan la imagen de la bestia)

20.- Escalera de Salvación 7º Paso (Papa+pobres o infierno Ben Carson degrada a EGW)

21.- Escalera de Salvación 8º Paso (Papa sana 2 cismas Google bloquea Webs desvía búsquedas)

22.- Escalera de Salvación 8º Paso (Papa sana 2 cismas; Google bloquea Webs, desvía búsquedas)

La Crisis Viene…

Partido Demócrata Cristiano en los Estados Unidos

Portada Folleto 2

By Marisel.